»Imagen ilustrativa

La abogada Sarah Esper intervino en un caso de abuso animal en Plaza San Martín, cuando una mujer integrante de la Red Mascotera «rescató» a un caballo que presentaba lesiones en sus patas y resto del cuerpo.

Todo sucedió el martes a mediodía; en Plaza San Martín; sobre Avenida Alberd, cuando una mujer integrante de la Red Mascotera rescató a un caballo que deambulaba por en inmediaciones a la Plaza, arrastrando una pesada cadena y un candado; además de lesiones que evidenciaban «tracción a sangre», dijo la abogada.

El animal fue reclamado por un hombre mayor de edad y dos más jóvenes, pero las lesiones del animal, más el hecho que tenía adosada una bolsa de plástico al hocico; para alimentarse por este intermedio; llevaron a que la letrada pidiera la intervención de Policía Rural.

«Nos decían (los hombres) que seguro lo lastimado del animal era por querer zafarse, pero una cadena tan pesada no justificaba eso», remarcó la abogada, agregando que ante dudas en caso de ser testigos de situaciones así, se debe contactar al Servicio del 911.

Los propietarios del animal reconocieron que empleaban al animal para trabajos de tracción y fuerza, sorprendiéndose cuando la abogada les explicó que tal trato constituía una infracción a la Ley.