En Tartagal, más de 20 enfermeros esperan por una solución a su situación laboral, con acampe en el ingreso al Hospital Zonal. Desde 2019 vienen solicitando ser transferidos a planta permanente. En junio vencieron sus contratos y quedaron sin la obra social del IPS. Agregaron también que no a todos se les ha depositado el monto del Bono Salud.

»Enfermeros monotributistas volvieron con sus reclamos de pase a designación temporaria (Imagen: archivo FM Alba)

La medida de fuerza en Tartagal se pliega a la convocatoria provincial de ATE Salta para concretar así el pase a planta permanente de más de 1.000 trabajadores de salud. Los reclamos reiniciaron a un año de garantías dadas por la actual gestión gubernamental.

«No hacemos horas guardias (en Tartagal) porque así lo establece el contrato que firmamos y que dejó de estar vigente el 30 de junio (…) en consecuencia, no tenemos la obra social que nos brindaba el IPS», dijo una de las voceras.

Considerados como la primera línea de contención al coronavirus, los enfermeros exigen que se reconozca su trabajo y se les brinde estabilidad laboral. «En concreto, quedamos con un sueldo de bolsillo de 14 mil pesos de 16 mil, porque hay que cumplir con el pago al contador y además los impuestos a AFIP», continuó la referente.

«Tenemos compañeros en cuarentena obligatoria y a la espera de sus estudios para saber si están o no afectados con el virus«, y agregó; sobre el Bono Salud, que no todos lo han percibido. «Algunos ayer (lunes) ya lo tenían depositado y otros no (…) es una suma de 20 mil pesos que otorga el gobierno en cuatro cuotas de 5 mil pesos», cerró.