»Imagen ilustrativa

 

Ayer martes, un auto modelo Fiat  Siena color blanco, se prendió fuego por razones que todavía se tratan de determinar. Al urgente llamado de lo que ocurría, entre Ruta 34 y Avenida Juana Azurduy, acudió Bomberos de la Policía. Cerca se ubicaba un puesto de ventas y cruzando la ruta una estación de servicio. No hay heridos y solo se registraron daños materiales.

El auto modelo Fiat Siena pertenecía a un hombre de 40 años; oriundo de Salvador Mazza; se detalló en el informe policial de este miércoles. El reporte pre eliminar señala un posible desperfecto electromecánico como origen del fuego, que consumió y dañó el motor y el sector del torpedo, como también asientos delanteros.

Bomberos de la Policía apagó el fuego con línea de alta presión. El dueño declaró a la Policía que el coche había estado en un taller días atrás, y que se lo abasteció con GNC. 

El automóvil se había detenido en la curva que hace Ruta 34 y Avenida Juana Azurduy, sector sureste de Tartagal. El dueño suele viajar con regularidad desde la frontera a Tartagal y viceversa, ya que desempeña como taxista.