»Corte en Cuña Muerta (Crédito imagen: Cronistas)

La organización social «Éxodo» bloqueaba el paso a la altura de Cuña Muerta, éjido municipal de Tartagal, desde las primeras horas de hoy jueves, corte que levantaro promediando las 12. En Salvador Mazza son vecinos de las comunidades Sauzal, Madrejones e Icua los que mantienen su reclamo. En este caso se permite el paso por veinte a treinta minutos cada dos horas.

Un grupo no menor a 250 personas había bloqueado el paso sobre Ruta Nacional 34 desde las 8 a las 12.30 horas de este jueves, reclamo que provocó largas filas de vehículos a uno y otro lado del corte. La demanda tenía por objetivo lograr acceso a obra pública, presionando a Mario Cuenca (secretario del interior).

Ya en una oportunidad anterior habían compartido que uno de los proyectos que tienen en carpeta; esperando por aprobación y asignación de presupuesto para ejecución; es canalización que bordea la Ruta Nacional desde Cuña Muerta (zona norte) ya que en jornadas estivales varias calles se tornan intransitables.

Posteriormente, y por intermedio del Escuadrón 52 de Gendarmería como mediador, se pusieron en contacto con delegados de provincia.

»Corte en Puente Guandacarenda (Crédito imagen: Panamericana Multimedios)

Los referentes de «Éxodo» (que reúne a cinco barrios con sus cooperativas y agrupaciones) reconocieron que el intendente Mario Mimessi hizo saber que no puede hacer más debido a que no se cuenta con más trabajos para asignar.

Salvador Mazza
El bloqueo en la frontera, en Puente Guandacarenda, continúa a pesar que Roberto Orellana; secretario de Obras Públicas; se acercó a dialogar con los vecinos. El funcionario explicó que el intendente Rubén Méndez se encontraba en Salta Capital, pero no pudo mantener la conversación con los manifestantes, quienes exigían la presencia del jefe comunal.

La principal exigencia de los vecinos; de tres comunidades; es la provisión de agua. Orellana es el funcionario que hizo llenar su pileta con un chulengo para reparto en casos de desabastecimiento, lo cual le valió la crítica de varios sectores.

Este jueves, por otro lado, se sumaron a la medida de fuerza los residentes de barrio Ferro 4, también por la falta del servicio de agua corriente. Desde la Municipalidad; para aplacar los ánimos de los manifestantes y atentos a que uno de los puntos es la mejora de caminos; se difundió sobre la habilitación de un puente que facilita el recorrido hacia paraje «El Chorro», uniéndolo con barrio Norte.

En tanto, y por el cierre total del acceso por el Puente Guandacarenda, los vehículos debieron optar por caminos más arriesgados, que no están en buenas condiciones y que atraviesan los barrios Aserradero y Ferroviario; en el acceso sur a Salvador Mazza; pero que aún así registraron largas filas de autos en tránsito por ellos.

»Crédito imagen: Panamericana Multimedios