»Franco David Cuellar (Imagen: prensa Ministerio Público Fiscal Salta)

Ministerio Público Fiscal.- Este fin de semana continuaba el trabajo de diferentes áreas operativas e investigativas de la Policía de Salta patrullajes para dar con el paradero de Franco David Cuellar, buscado desde el pasado 11 de mayo. Los rastrillajes se realizaron ayer domingo en Vaqueros, con un helicóptero sobrevolando la zona.

La Unidad de Graves Atentados contra las Personas tiene a cargo la investigación por la desaparición de Franco Cuellar (24), oriundo de Tartagal. Este fin de semana se realizaron tareas de búsqueda con un helicóptero, drones, canes y personal de rescate.

El fiscal penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas en turno, Gustavo Torres Rubelt, informó hoy que le fueron giradas las actuaciones iniciadas en la Fiscalía Penal 5 por la desaparición de Franco David Cuellar.

El fiscal señaló que durante el fin de semana, personal policial de distintos sectores, realizó rastrillajes en distintos puntos de Capital; como río Vaqueros, río Arenales, Cerro San Bernardo; junto a un helicóptero provisto por el Ministerio de Seguridad, drones, canes adiestrados y personal de rescate.

»Franco David Cuellar (Imagen: gentileza)

Efectivos del Sector 5, unidades especiales de Canes, Bomberos, Lacustre, y Caballería, junto a Grupos de Rescate y familiares están abocados a las tareas de búsqueda de Cuellar.

El joven estudiante desapareció el pasado lunes 11 de mayo y la denuncia de desaparición la radicó un familiar al notar que éste no regresaba y a partir de allí se activó el protocolo de búsqueda de personas desaparecidas para dar con su ubicación.

Los investigadores enfatizaron que al momento de su desaparición, vestía una remera blanca con mangas cortas, cuello redondo y letras negras, pantalón ocre, zapatillas color beige. Mide 1.70 metros de altura y pesa 67 kilos. Tiene cabello castaño y crespo, ojos marrones y un lunar en la nariz a la altura de los ojos. Cuando salió solo llevaba su celular.

Se solicita la colaboración de la comunidad para su localización. Quien pueda aportar datos sobre su paradero, debe comunicarse al Sistema de Emergencias 911 o a la dependencia policial más próxima.