»Carga incautada en 2018 (Imagen: prensa Gendarmería Nacional)

Ministerio Público Fiscal.- El titular de la Fiscalía Federal de Primera Instancia de San Ramón de la Nueva Orán, José Luis Bruno, le solicitó al responsable del Juzgado Federal de esa jurisdicción, Jorge Gustavo Montoya, la elevación a juicio de la investigación seguida a cuatro hombres; dos de ellos, hermanos; en orden al delito de transporte de estupefacientes agravado por el número de personas intervinientes.

La pesquisa se inició por pedido de la Fiscalía, a fin de esclarecer si en el barrio Los Lapachos (Orán), se desarrollaban tareas de acopio y distribución de droga y contrabando de mercaderías. Así, se encomendó a la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales (UNIPROJUD) Orán de la Gendarmería Nacional tareas que permitieron establecer que, el 19 de mayo de 2018, parte de los implicados irían al sur de Salta y transportarían estupefacientes, por lo que se solicitó asistencia a la Sección «Núcleo» del Escuadrón 45 «Salta».

En la mañana del 20 de mayo, personal de la Sección «Núcleo» informó que dos camionetas intentaron evadir un control sobre la Ruta Provincial N°31. Una de ellas –una VW Amarok- efectivamente lo traspasó, mientras que la otra –una Toyota Hilux- dio un giro en «u»”, embistió la camioneta de la Gendarmería -que produjo que uno de los oficiales disparara contra el vehículo, rompiera uno de sus vidrios e hiriera a uno de los sospechosos- y se dio a la fuga, iniciándose una persecución.

Asimismo, alrededor del mediodía, y a raíz de un llamado anónimo a la Policía de Salta, encontraron una de las camionetas, abandonada en la Ruta Provincial N°45, en la que se secuestró una remera etiquetada con el nombre de uno de los sospechosos. Instantes después, por otra comunicación, en las inmediaciones del paraje «El Cóndor», encontraron cinco bolsas de arpillera en cuyo interior había otras bolsas de plástico transparente con varios paquetes.

Por la tarde, cuando aún continuaban en el lugar, personal del Destacamento Policial «San Felipe» les avisó que habían detenido la camioneta VW Amarok con su conductor y un acompañante, cuando circulaba por la Ruta Provincial N°3. Asimismo, también se encontró otra bolsa de arpillera a 1500 metros del primer hallazgo. Trasladaron el operativo al control fijo «El Naranjo», donde se abrieron las bolsas de arpillera y se estableció que cargaban 347 paquetes de cocaína, con un pesaje total de 359,596 kilogramos de cocaína

Por otra parte, a fin de dar con los prófugos, la División Drogas Peligrosas «Metán» de la Policía de Salta, montó un operativo que permitió dar con los tres hombres, quien estaban ocultos entre las malezas de un camino vecinal próximo a la Ruta Provincial N°16.

A raíz de las detenciones, al día siguiente, se realizaron una serie de procedimientos que culminaron con el hallazgo de otros trece paquetes que contenían 13,607 kilogramos de clorhidrato de cocaína, y cerca de 20 documentos de identidad a nombre de distintas personas.

Finalmente, la fiscalía solicitó que se iniciara una investigación para determinar si los investigados realizaron maniobras de lavado de activos, lo que arrojó resultados positivos respecto de dos de los imputados, que no tenían capacidad económica para adquirir los bienes que figuraban a su nombre.

En base a las pruebas colectadas, el fiscal Bruno solicitó que la elevación a juicio de la investigación seguida contra uno de los imputados como autor de transporte de estupefacientes agravado por el número de intervinientes, almacenamiento de estupefacientes y lavado de activos, y respecto de otro como autor de transporte de estupefacientes agravado por el número de intervinientes y tenencia ilegítima de documento ajeno.

Asimismo, tres de los imputados deberán responder por transporte de estupefacientes y resistencia a la autoridad, mientras que otro de ellos por lo hará por los mismos ilícitos y tenencia ilegitima de documento ajeno. Finalmente, un séptimo hombre deberá responder como autor de lavado de activos de origen delictivo.

En tal sentido, la fiscalía consideró acreditado «que los imputados ejecutaron conjuntamente el transporte de los 359,596 kilogramos de cocaína acondicionada en 347 paquetes el pasado 19 de mayo de 2018, habiendo dividido los roles para lograr el éxito del plan común. En efecto, en ese universo delictivo, los imputados A. y A. oficiaron como ‘punteros’, desplazándose en dos vehículos diferentes y adelante del que transportaba la droga para ir alertando sobre la existencia de posibles controles sobre la ruta por donde debía transitar la camioneta con el tóxico, lo cual fue corroborado con los diálogos mantenidos entre ambos. Mientras que L A. M. y S. se desplazaban en la camioneta que transportaba las bolsas de arpillera con los 347 paquetes incautados».

En su requerimiento, el representante del Ministerio Público Fiscal se refirió a la resistencia a la autoridad cometida por cuatro de los imputados al evadir el control de la Gendarmería, al almacenamiento de la droga en un galpón, la tenencia de los documentos de identidad ajenos y el lavado de activos.