»No hubo detenidos en el allanamiento efectuado en Salvador Mazza (Informe e imagen: Raúl Costes)

Este viernes se realizaron 110 allanamientos en seis provincias; incluida Salta; con el resultado de 120 personas imputadas en el «más grande operativo» contra una red de pedofilia en el país. De esta causa también se derivaron otras investigaciones con conexiones sospechosas en Estados Unidos, España y Portugal.

El Fiscal Daniel Ichazo; de la Ayudantía Fiscal Delitos Conexos; a cargo de la investigación; «Corona Web»; aseguró que «este es un operativo inédito en Argentina porque hasta acá siempre se habían realizado de forma seccionada y se levantaban cargos en cada jurisdicción, por lo que las causas terminaban siendo por tenencia de contenidos de explotación sexual infantil y eran todas penas excarcelables«.

La causa está caratulada como «material de explotación sexual infantil – presunta Asociación Ilícita contra la Integridad Sexual de menores». En total, se libraron oficios y se allanó en todo el país con 4 procedimientos en Córdoba, 5 en Santa Fe, La Rioja (1), Mendoza (2), San Juan (5), San Luis (2), Corrientes (3), Formosa (3), Misiones (4), Chaco (3), Río Negro (2), Chubut (1), Santa Cruz (1), Tierra del Fuego (1), Tucumán (7), Salta (7), Catamarca (3), Santiago del Estero (5) y Jujuy (2); además de 37 allanamientos en viviendas de la provincia de Buenos Aires (conurbano e interior), y 9 de Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La investigación surgió a raíz de operativos llevados a cabo en Berazatagui y Florencia Varela (Bs. As), en 2019, por distribución de pornografía infantil. Las pericias en los teléfonos de los sospechosos detectaron una aplicación que permitía acceso a varios grupos de WhatsApp «con nombres muy llamativos». En el marco de la pandemia por Covid 19, el intercambio de material se había incrementado.

Salvador Mazza
De los siete operativos efectuados en Salta, uno se desplegó en la zona fronteriza, primero bajo absoluto hermetismo. Luego, se pudo saber que no hay detenidos.

La pista que se seguía a un número de celular llevó a los investigadores hasta Salvador Mazza, pero el actual dueño del aparato no tiene vínculo con la red desbaratada; aunque sí lo estaría el anterior propietario (el teléfono fue adquirido de segunda mano). Se continúan las pericias para dar con el responsable.