»Imagen de archivo

Esta madrugada, una pareja fue atacada por cuatro hombres en una finca de paraje El Sauzal, dejando al hombre con cortes en la cara y a la mujer con heridas de bala. Dado que el Hospital Público de Salvador Mazza no contaba con recursos para tratar la condición de la mujer, los dos fueron trasladados al Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal. Criminalística de la Unidad Regional 4 trabajaba este mediodía en frontera, con las pericias de rigor.

La zona de frontera de paraje El Sauzal ya viene padeciendo amenazas a raíz de «disputas familiares» desde hace un par de años, pero hasta ahora no se había registrado uso de armas de fuego en los enfrentamientos. Cada una de las denuncias que se vienen efectuando las lleva el Dr. Armando Cazón, de la Fiscalía Penal de Salvador Mazza. 

En la denuncia presentada ante la Comisaría 40 por el propietario de la finca y basado en lo que relató el sereno atacado, se especifica que los atacantes se trataban de «Camarada» y por número, con un inconfundible acento boliviano-argentino. «Se sospecha que sean integrantes de las fuerzas de seguridad de Yacuiba», informó el periodista Raúl Costes.

Costes agregó que el matrimonio había quedado a cargo de la finca; propiedad de el conocido como «Señor Polo»; y alrededor de las 4 de la madrugada de este jueves, cuatro hombres ingresaron a la vivienda; uno de ellos quedando como campana.

La esposa del cuidador; de 38 años y oriunda de Yacuiba (Bolvia) se había quedado fortuitamente, para acompañarlo. El hombre de 40 años ya viene trabajando desde hace un tiempo como encargado de cuidar el lugar.

La mujer recibió seis tiros en las piernas, mientras que su esposo sufrió heridas cortantes y laceraciones por golpes. Fueron llevados a Yacuiba pero de allí, dado el lugar donde ocurrió todo, fueron trasladados al Hospital Público de Salvador Mazza. Una vez allí, dado que el nosocomio no cuenta con los recursos para tratar heridas de bala, determinaron que debían ser llevados a Tartagal.

Tras arribar y ser atendidos por el personal médico, se determinó que están fuera de peligro, mientras Del permanecen todavía en observación internados en el Hospital Juan Domingo Perón.

«El propietario de la finca se había trasladado a Yacuiba a un encuentro de pastores evangélicos. Como se hizo tarde ayer miércoles y además se largó a llover, se quedaron en Bolivia», continuó.

Los por qués del ataque, detalló el periodista, estarían ocultos en las reiteradas amenazas que no solo viene sufriendo esta familia en particular, sino varias más. Todas tendrían de fondo una «disputa familiar».

«Hay antecedentes de incursiones de la policía boliviana en territorio argentino, sin problemas, y también en El Sauzal viven familias con parientes o familias de Yacuiba. A nadie se le escapa que una de estas familias tiene un integrante trabajando en las fuerzas», siguió Costes, resaltando que son dos las problemáticas, una de ellas apellidada Calisaya.

Del mismo modo, en el cierre, recordó que para llegar hasta el paraje El Sauzal se debe atravesar territorio boliviano, ya que no se dispone de ningún acceso por vía argentina.