»Se detectaron infracciones en la actividad granaria en distintos puntos de la región norte y centro del país (Foto: Nuevo Diario Santiago del Estero)

 

País.- La Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario detectó en el paso fronterizo de Salvador Mazza a dos fraccionadores de granos que compartían las máquinas; las que deben ser de uso exclusivo de cada operador; y no asentaban los movimientos de mercadería en libros oficiales; por lo que se los inhabilitó y se precintaron las herramientas.

En Salta Capital también fue inhabilitada una firma dedicada a la comercialización de harina de trigo, que no contaba con la matrícula habilitante y comercializaba harinas de un molino de la localidad Cordobesa de Cavanah, que no debía comercializar ni otorgar la representación a un distribuidor mayorista no matriculado en RUCA. De esta manera se procedió a poner bajo interdicción más de 1.200 bolsas de harina.

Mientras que en una cerealera de Cerrillos, se inmovilizaron 390 toneladas de chía y 90 toneladas de sésamo por no poderse determinar la procedencia; en tanto que en Rosario de la Frontera se inhabilitó un molino de harina de maíz por operar sin matrícula.

Distintos operativos se realizados en distintos puntos de la región norte y centro ante maniobras de contrabando. También se clausuró una aceitera que operaba sin matrícula de RUCA en Santiago del Estero; se inhabilitó a una empresa procesadora de granos de la localidad cordobesa de Sinsacate, que operaba sin matrícula, suspendiéndose la titularidad de más de 200 toneladas de garbanzo y poroto.

Además se retuvo más de 55 toneladas de cebada cervecera, 280 de maíz y 30 de soja a una cerealera de la ciudad pampeana de Santa Rosa, que no pudo acreditar origen y procedencia de la mercadería.