»Informe e imagen: gentileza Raúl Costes

Pobladores de El Sauzal y comunidad Madrejones se manifestaron este miércoles por la mañana ante la municipalidad exigiendo que el intendente Rubén Méndez tome parte en la falta de servicios que padecen, sobre todo agua. Debido a que no fueron recibidos por el jefe comunal ni tampoco por ningún funcionario, se dirigieron al acceso sur de la localidad, donde permanecen.

El único punto de acceso por Ruta Nacional 34 a Salvador Mazza continuaba bloqueado hasta el cierre de jornada, como medida de fuerza por vecinos de El Sauzal, Madrejones e Icua, señalando al intendente Méndez «por falta de acción» ante la afectación que sufren por los servicios básicos; luz, agua potable, titularización de tierras, defensivos para la Quebrada Internacional y caminos en buen estado.

Para llegar hasta la comuna debieron caminar siete kilómetros, donde se manifestaron pacíficamente con el reclamo, para luego dirigirse hasta el Puente Guandacarenda. Una vez allí, cerraron el paso a media calzada primero, pero tanto el intendente como funcionarios obviaron acercarse al lugar.

»Imagen: Raúl Costes

Al caer la tarde, los manifestantes decidieron bloquear el paso. «Que hay plata en el pueblo, hay plata (…) es una vergüenza que nosotros (los vecinos) estemos acá manifestándonos por un derecho que nos corresponde y él (Rubén Méndez) no da la cara», dijo una de las vecinas.

Ningún funcionario municipal ni concejales se acercaron al diálogo, como esperaban los vecinos. A la demanda por la falta de servicios esenciales, agregaron la petición de una auditoría provincial, ya que plantearon sus dudas en relación al manejo de las arcas comunales.

Directamente responsabilizaron al mandatario comunal, por no cumplir con los deberes que corresponden y por incumplir con sus promesas de campaña, de solucionar definitivamente los problemas por los cuales hoy reclaman.

»Manifestación este miércoles por la mañana ante la Municipalidad (Imagen: Raúl Costes)