El grupo de desocupados que lidera Raúl Zigarán convocaban para este lunes a los vecinos a una marcha para las 9 de la mañana y exigir la renuncia del intendente y todo su gabinete, iniciativa que fracasó ante la escasa adhesión. El dirigente asegura que Méndez estaba al tanto de la operativa de las empresas perforadoras y acusa que realizó un acuerdo a espaldas de la población.

El llamado se hizo el sábado, pero finalmente no se concretó la marcha. Zigarán y los suyos responsabilizan directamente al intendente Rubén Méndez, agregando que habría pedido un acuerdo a la empresa hace siete meses, sabiendo incluso desde hace un año sobre las operativas a realizar.

Sobre el tema no se ha expresado ni Méndez ni su gabinete.

Hace ya 35 días que los desocupados mantienen vigente su reclamo, actualmente asentados a la vera de la Ruta Nacional 34, a la altura de Rio Caraparí; acceso sur a Salvador Mazza.

En la última sesión del Concejo Deliberante, promovieron el tratamiento del tema poniendo como ejemplo el accionar de los ediles de Aguaray; municipio al que disputan la territorialidad de la obra de Tecpetrol; que por intermedio de uno de ellos facilitaron el ingreso de 16 personas a la planta de trabajo.

Los de frontera exigen a su cuerpo que imiten las acciones, ser nexo como hicieron en el vecino municipio.