»Vivienda de los hechos (Foto e informe: Raúl Costes)

 

Un hombre intentó prender fuego en la vivienda, donde reside con su pareja y sus cuatro hijos. La mujer reaccionó rápidamente para apagar el fuego, de manera que el incendiario determinó rociarse con alcohol e incendiarse él mismo. Fue llevado de manera urgente al hospital público, donde quedó internado y fuera de peligro.

El periodista Raúl Costes detalló que el hombre de apellido Zárate, de 33 años y desempleado, inició el fuego por estar alcoholizado. La familia se componía con cuatro niños cuyas edades van de 2 a 9 años; y la madre de los infantes. Todos residen en Barrio Ferroviario, en la localidad de frontera.

«No tiene trabajo y en la desesperación; como consiguió alcohol; quiso quemar todo», informó Costes. Si bien residen en una vivienda de material, al no conseguir trabajo, no tienen gas como tampoco garrafa. Zárate; ebrio; intentó quemar la casa, pero la mujer gritó por ayuda y con la asistencia de sus vecinos pudo sofocar el fuego, iniciado en la cocina del hogar.

«La familia es muy humilde (…) usan dos tarimas como mesas, casi no tienen mobiliario. Que no tengan garrafas evitó que sea una tragedia«, completó el periodista.

Con la llegada de efectivos de Policía, se roció encima el contenido de una botella de alcohol y se prendió fuego. Los uniformados lo sacaron como pudieron y urgente del lugar. Tras apagarlo, con la ayuda de la pareja, se procedió a trasladarlo inmediatamente al Hospital Público, donde permanecía internado bajo observación.

Se pudo establecer que presenta quemaduras en hombros, brazos, cuello, pecho, parte de la cara y las manos; que no revisten gravedad. Por lo ocurrido, la mujer; de nombre Soledad; radicó la denuncia ante la Comisaría 40.