»Imagen ilustrativa

 

Sucedió anoche, en el barrio Ferroviario de la localidad de frontera. Según el testimonio de los residentes del sector, el efectivo solía amenazar a los comercios para que le proporcionaran bebidas de manera gratuita. Fue trasladado a Tartagal, donde permanece recluido.

El periodista Raúl Costes detalló que el efectivo; de quien no trascendió la identidad; fue detenido a raíz de denuncias de los vecinos de barrio Ferroviario. El efectivo se encontraba de civil, en estado de ebriedad y además realizaba disparos al aire con su arma reglamentaria.

Al llamado; promediando las 23 horas de esta martes 16; acudieron móviles de la Comisaría 40, quienes se sorprendieron de encontrar a un compañero de trabajo provocando disturbios, amenazando a peatones y conductores.

A pesar de ver llegar a sus colegas, el revoltoso no se amedrentó y también los amenazó con el arma, resistiéndose a ser llevado del lugar. 

«Este efectivo hacía rato que tenía amenazados a los comercios de la zona, donde les golpeaba la ventana en madrugada para que le vendieran vino (…) caso contrario les decía que él mismo les iba a aparecer con el patrullero y les iba a clausurar el comercio«, relató el periodista.

En primera instancia, el policía fue llevado a la Comisaría 40, pero luego se lo trasladó a otro punto, en Tartagal, mientras se evalúa la conducta y sanciones que le corresponden por su conducta.