»Imagen: prensa Gendarmería Nacional

Ayer viernes, en el puesto de la Sección Vial «Caraparí» del Escuadrón 61 de Gendarmería, se encontraron más de 30 kilos de cocaína y 4 de marihuana ocultos entre una carga de harina de soja que transportaba un camión que viajaba desde Tarija; en Bolivia; hasta la República de Chile.

Efectivos del Escuadrón 61 «Salvador Mazza» encontraron las sustancias cuando inspeccionaron un camión de carga que trasladaba harina de soja. El control, ubicado sobre el kilómetro 1.482 de la Ruta Nacional N° 34, se completaba con la presencia de «Atila», el can antinarcóticos de la fuerza.

Cuando los gendarmes observaron que el can cambió su actitud, indicando la presencia de estupefaciente, intensificaron el registro del cargamento y encontraron así tres mochilas ocultas entre la carga, las cuales contenían un total de 49 «ladrillos».

Al realizar las pruebas de campo «Narcotest» ante testigos, los integrantes de Criminalística y Estudios Forenses confirmaron que 45 de los paquetes hallados contenían cocaína con un peso de 34 kilos 886 gramos, mientras tanto habían otros cuatro «panes» con 4 kilos 196 gramos de «cannabis sativa».

Bajo la orientación de la Fiscalía Federal de Orán, se procedió con la incautación de la droga y la detención del conductor de nacionalidad boliviana, mientras que el camión quedó a disposición de AFiP-DGA.

»Imagen: prensa Gendarmería Nacional