»Fermín Hoyos, secretario general de ATE San Martín, en declaraciones al Concejo (Crédito foto: Portico Mazza)

 

El secretario general de ATE San Martín; Fermín Hoyos; brindó ayer jueves al mediodía su testimonial ante el Concejo Deliberante. La cita al dirigente gremial respondía a la acusación hecha por el intendente Rubén Méndez, que lo señala como el responsable de la situación actual de la comuna, por los 42 días de paro del año 2016.

Hoyos respondió a las preguntas hechas por el concejal Raúl Soruco; presidente de la Comisión de Poderes y Legislación del cuerpo legislativo.

La municipalidad, por su parte, envió una nota al Concejo días atrás, en donde culpaban de la imposibilidad de elaborar informes y la baja recaudación impositiva a los 42 días de paro que encabezó ATE entre noviembre y diciembre de 2016 en Salvador Mazza. 

El paro inició el 9 de octubre, y tras una semana de cese de actividades; lapso en donde el gremialista recordó que nunca impidieron el ingreso de autoridades ni empleados al municipio; fueron llamados a conciliación obligatoria.

«Luego no recuerdo bien, tuvimos como hasta diciembre, donde ya el mismo Ministerio de Trabajo declara la liberación de partes y nosotros volvemos a negociar, más allá de haber habido intimaciones (…) para que se vuelva a foja cero y se reincorpore a los trabajadores».

Ante la pregunta de por qué no se llegó a ningún acuerdo en esos cuarenta días, Hoyos lo atribuyó a la permanente ausencia del intendente Méndez en cada una de las citas convocadas por la Conciliación. «La única vez que lo hizo fue en Salta, cuando ya se prestaba el Ministerio a liberar las partes».

Cabe recordar que el paro, el más largo hasta ahora, fue por la baja sin previo aviso de 73 trabajadores. «El secretario de gobierno (Daniel Campos) lo repitió en unas 6 audiencias, (…) que estaban en una situación de quebranto, que no tenían plata y no podían pagar (…) por eso los bajaron por resolución de contratados a transitorios». 

Junto con el dirigente sindical debía declarar también VIviana Llevara; ex pareja de Méndez; pero se excusó nota mediante, aduciendo que tenía audiencia en Tartagal en relación a la hija en común que tienen. No obstante, acercó toda la documentación que respalda sus declaraciones anteriores a medios de frontera y provinciales, además de la nota que recibió de parte de la Municipalidad donde le informaban sobre su despido.

«Arrancamos el paro con 65 personas y se fueron yendo (…) por promesas y quedaron 23, (…) pero lo que se logró fue con el grupo de 23 personas», para luego responder que las puertas de la municipalidad nunca fueron bloqueadas por los manifestantes, «las puertas estaban cerradas por la misma policía (…) eso inclusive está confirmado por el propio fiscal», remarcó Hoyos.

Finalizada la audiencia con Hoyos, y consultado por la prensa, el edil Soruco manifestó que se cierra así oficialmente el periodo de indagatoria e incluso, al haber sido una audiencia pública la testimonial del gremialista, tampoco se presentó el abogado de la Municipalidad para realizar sus propias preguntas.

Hoyos concurrió  al compromiso con los delegados normalizadores de ATE en Salvador Mazza, Luis Ibáñez, «Puca» Cruz, y Adriana Aguirre. Los únicos ediles ausentes fueron Ivana Soria (oficialista) y; por razones laborales; Manuel Vilte,