»Brigada de Investigaciones de Tartagal (Foto: FM Alba)

 

El lunes por la tarde, un grupo de vecinos se convocaron a una reunión, a poco de concretada la detención de nueve miembros del clan «Botudo» en un gran operativo policial. Los residentes de frontera quieren que el ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de Salta; Dr, Marcelo López Arias; intervenga en la remoción del Fiscal Penal de frontera.

La banda está siendo investigada como autores de numerosos robos; principalmente camionetas 4×4 marca Toyota; pero también atacaron casas de familia para robar dinero y joyas (un testigo aportó datos de uno de los delincuentes) y otros atracos.

El primer grupo detenido durante el fin de semana; de 4 personas; contaba con una mujer, que se identificó como la pareja del jefe; apodado «Botudo» (Miguel Ángel Ortiz Condorí). El lunes, se desplegó un enorme operativo que resultó en la detención del resto de sus integrantes, sin prófugos, informó el jefe Garnica, de la Brigada de Investigaciones de Tartagal.

Estos hechos, de los cuales trascendió que varios de sus integrantes ya tenían antecedentes y que incluso llegaron a ser detenidos y liberados por orden del fiscal penal, llevaron a los vecinos de frontera al reclamo.

 

»Segmento del documento elaborado por los vecinos de frontera (Foto: Raúl Costes)

 

«Con el transcurso de la investigación, hacia el mes de junio, se solicitaron las órdenes de allanamiento, que solo depende del fiscal (…) él (Dr. Cazón) debía remitirse primero ante el Juez de Garantías para el debido proceso», explicó el jefe Gabriel Garnica.

Esto responde a las modificaciones del ordenamiento procesal. El jefe de la investigación es el fiscal y solo su figura emite las órdenes y ordena el proceder de los operativos. Hasta ahora, tan solo en vehículos, la banda robó 10 camionetas, de las cuales se recuperaron dos, confirmó el jefe de Brigada.

En el escrito de los residentes se resalta que en más de una oportunidad se realizaron denuncias con nombre y apellido y jamás vieron accionar policial alguno. «Ante lo expuesto, requerimos la remoción inmediata del Dr. Armando Cazón, ya que con tantos hechos de inseguridad nos ha demostrado la inoperancia o negligencia en las causas que tramita», dice una de las líneas más fuertes del documento.

«El Crio. Flores había garantizado a la gente que se actuaría desde la parte de Investigaciones como prevención y precedimos a actuar sin esperar que llegaran las órdenes que se habían pedido dos semanas atrás», siguió. Hasta el martes al mediodía, faltaban una que otras detenciones más y por eso mismo trabajan en colaboración con las autoridades de Bolivia.

En total, 9 personas detenidas en 15 allanamientos fue el resultado, siendo en el primer grupo capturado el jefe de la banda, su pareja y un hermano; más otro integrante del grupo. En este operativo intervino también la Brigada de Orán. Entre lo secuestrado se hallaron armas largas y otros elementos para la causa.