»Imagen: captura de pantalla

La fiscal penal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, imputó al sargento ayudante Arnaldo Ariel Pistán como autor del delito de vejaciones calificadas en perjuicio de un vecino de Salvador Mazza. Sucedió a partir de un video viralizado en las redes sociales, filmado propinando puntapiés a un hombre que se encuentra en el suelo, en el marco de un despeje que se realizó tras una carrera cuadrera organizada en inmediaciones del cementerio.

La intervención de la Fiscalía se inicia al tomar conocimiento de un video que circuló por las redes sociales, donde se observa al personal policial golpeando con puntapiés a un hombre tendido en la calle. La investigación determinó que todo ocurrió el domingo 11 de octubre, por la tarde, cuando personal policial se hizo presente en alrededores del cementerio, suspendiendo carreras cuadreras que se organizaron clandestinamente y de las que participaban alrededor de 500 personas.

El evento quedó suspendido y cuando se inició el despeje de los participantes y se comenzó a labrar las actas contravencionales, algunos de los participantes rodearon en forma hostil al personal policial y hubo algunos incidentes.

El soporte fílmico fue enviado al Cuerpo de Investigaciones Fiscales para su análisis y en el informe se consigna que la persona que se observa en las imágenes como aquella que arroja al suelo a la víctima y arremete contra su integridad física es el sargento ayudante Arnaldo Ariel Pistán.

Simesen de Bielke considera en la imputación, que el efectivo policial, desempeñando un acto de servicio y con exceso de sus funciones, acometió utilizando violencia en contra de la integridad física de damnificado, por lo que se inició la investigación.