»Efectivos en el destacamento Alto Verde (Foto e informe: Raúl Costes)

Seis efectivos del destacamento policial Alto Verde se ven afectados por la fuga de Juan Pedro Rodas y Alan Adrián Imanol Sánchez. El caso está bajo investigación del Dr. Armando Cazón, fiscal penal. A los tres efectivos que estaban de guardia se suma imputación a otros tres debido a «inconsistencias» en el informe presentado.

Desde el Ministerio Público Fiscal todavía no se ha emitido ningún comunicado, pero el Dr. Armando Cazón; fiscal penal de Salvador Mazza; lleva adelante las pericias.

Sin embargo, ayer miércoles; promediando el mediodía; la Unidad Regional 4 recibió un llamado desde el Ministerio de Seguridad de Salta, que ordenaba la suspensión preventiva de seis efectivos del Destacamento Alto Verde; con el secuestro de arma reglamentaria incluida.

«Se confirma que el horario de la fuga ocurrió aproximadamente las 2.30 de la madrugada. Esa noche había tres efectivos; el jefe de guardia, el cabo de guardia y el chofer de la patrulla; una femenina y dos masculinos», informó el periodista Raúl Costes.

Además, se suspendió a los tres efectivos que tomaron el relevo de la guardia; a las 6 horas; debido a que se registraron «inconsistencias» en los informes que presentaron ambos grupos y que hoy investiga Asuntos Internos de la Policía.

»Imagen: prensa Policía de Salta

Hoy jueves estaban citados a declarar los tres policías que prestaban guardia esa noche y muy posiblemente queden imputados en la causa por «Evasión y Fuga» que sigue la Fiscalía Penal de Salvador Mazza.

«Hay muchos elementos que llevan al fiscal a sospechar», continuó Costes. A esto se suma que; alrededor de la misma hora estimada de la fuga; en barrio Mataderos, un llamado alertó sobre una toma de rehenes en una casa de familia; en donde involucraban a nueve hombres armados que ingresaron «a los tiros», dijo un testigo.

«De los tres efectivos del destacamento, acudieron el jefe de guardia y el chofer (…) en ese momento habría ocurrido la fuga (…) se cree que esto tiene relación y se baraja la posibilidad que al momento de salir al auxilio de este copamiento los efectivos, un vehículo los estuviera esperando para acercar a los prófugos a frontera».

Esta línea de investigación se sigue debido a que solo un testigo (una mujer) denunció este «operativo comando», no así los vecinos de alrededor, que incluso manifestaron a los oficiales de Brigada de Investigaciones que no escucharon ningún disparo.