»Traslado de los hermanos Barakat (Crédito foto: diario El Esquiú – Catamarca)

 

El Ancasti.- El Tribunal Oral en lo Criminal Federal condenó ayer martes a 12 años de prisión a los hermanos Barakat Barakat y Fadel Barakat, participes del delito de “producción, fabricación, extracción o preparación de estupefacientes agravado por la participación en su consumación de tres organizadas en calidad de partícipes necesarios y almacenamiento de materias primas para la fabricación de estupefacientes”.

“Me declaro inocente. Pido al Tribunal que se declare el Estado de derecho y que se haga justicia. Independientemente de lo que pase con la decisión de sus señorías, que se autorice el traslado al Penal Federal de Güemes”, fueron las últimas palabras de Barakat Barakat.

Su hermano Fadel Barakat se llamó al silencio. Luego, los jueces del Tribunal Oral Federal; TOF; Juan Carlos Reynaga, Adolfo Raúl Guzmán y Enrique Lilljedhal pasaron a un cuarto intermedio, que duró más de dos horas, para dar a conocer el veredicto.

El fiscal federal, en su alegato, consideró que los hermanos sirios acusados “en su defensa no pudieron hacer mella ante la cadena de pruebas”.

El representante del Ministerio Público Fiscal remarcó que “el génesis” de esta causa federal fue el doble crimen de Icaño, ocurrido en diciembre de 2010. En esa escena del crimen, cuyas víctimas fueron Ángel Chamez e Hiladia Vallejos, se encontró una ‘cocina’ con productos estupefacientes y se secuestró cocaína.

Vehils Ruiz remarcó que en un tambor, en el que estaban esas sustancias, se encontró el nombre de Barakat Barakat en el remitente. 

“Los hermanos compartían depósitos. Las sustancias encontradas en Icaño fueron aportadas por los hermanos Barakat y por García Coronado –prófugo-”, resaltó.

Además, el fiscal destacó que Vallejos era madre de Elías Exeni, un hombre a quien los imputados negaron conocer. En esta línea, citó la nota periodística “Cómo operaba el ‘carril legal’ de químicos dentro de la ‘Ruta de la Efedrina’”, elaborada por el periodista de TN Agustín Ceruse. “El artículo y el periodista –quien fue citado a declarar en el marco de este debate– fueron contestes”, enfatizó.

Al mismo tiempo, concluyó que los hermanos Barakat “conocían a Exeni y hacían negocios”. Vehils Ruiz sostuvo que tales sustancias halladas eran adquiridas por Droguería Libertad y terminaron en la ‘cocina’ del doble crimen de Icaño.

 

»Crédito foto: diario El Ancasti – Catamarca

 

“El que mal anda, mal acaba. Todas las investigaciones llevaron a Salvador Mazza, a los depósitos de los hermanos Barakat. No eran comerciantes, formaban parte de una organización criminal. Los hermanos Barakat financiaban aportando sustancias y dinero. Exeni era un ‘cocinero viejo’, como se dice en la jerga. Todo es turbio”, argumentó.

El fiscal sostuvo la acusación para ambos hermanos, “producción, fabricación, extracción o preparación de estupefacientes agravado por la participación en su consumación de tres organizadas en calidad de partícipes necesarios y almacenamiento de materias primas para la fabricación de estupefacientes”, una infracción a la Ley Nacional 23.737 de Estupefacientes.

Solicitó, en consecuencia, una pena de 14 años, tanto para Barakat Barakat como para Fadel Barakat. “Son delincuentes primarios, no tienen antecedentes”, valoró. También pidió una multa.

En tanto que la abogada defensora, María Eugenia Yaique, solicitó un par de planteos de nulidad, a los que el TOF no hizo lugar. La letrada consideró que el Tribunal era incompetente ante esta causa. Al mismo tiempo, pidió que sus defendidos sean absueltos por el beneficio de la duda.

Luego, los magistrados pasaron a un cuarto intermedio de poco más de dos horas. Tras deliberar, dieron a conocer el veredicto. Según el TOF, los hermanos Barakat son culpables como partícipes necesarios “en el delito de fabricación de estupefacientes agravado por haber intervenido tres o más personas organizadas para cometer en concurso real con el delito de almacenamiento de materias primas para la fabricación de estupefacientes en calidad de coautor”. Por ello, los condenaron a la pena de 12 años de prisión.

Además, dispusieron, para cada uno, el pago de una multa por $18.000 y el traslado al Complejo Penitenciario Federal Nº 3 de Máxima Seguridad del departamento General Martín de Güemes en Salta.

Debate
El debate había comenzado hace dos semanas. En un primer momento, el acusado Barakat Barakat declaró y aseguró ser un comerciante. En el transcurso de las audiencias, se incorporó nueva prueba y se pidió la comparecencia de nuevos testigos. También, los jueces del TOF debieron realizar una inspección ocular en el penal de Miraflores, tras la denuncia, por parte de los hermanos Barakat, de un simulacro de fusilamiento. En al menos dos oportunidades, los acusados habían solicitado el traslado al penal de Güemes.