»Imagen ilustrativa

 

A raíz de difundirse por redes sociales y portales de información del norte que el chofer del intendente Rubén Méndez había sido despedido; presuntamente por un caso de infidelidad; el ejecutivo respondió mostrando ayer jueves que el empleado en cuestión solo estaba de vacaciones y que ya retomó sus funciones.

Días atrás, el periodista Raúl Costes informaba que el otrora chofer privado del intendente Méndez trabajaba conduciendo un remís; de su propiedad; tras ser, aparentemente, despedido del municipio.

Más todavía, en la frontera se habló sobre un caso de infidelidad como el motivo del cese en funciones del chofer. A ello se agregó un video que circuló por las redes  en donde se registraba una escena; para muchos sospechosa; que involucraba a la actual pareja del intendente, Paola Gigena, y el chofer, lo que el aludido atribuyó a una situación cotidiana pero mal interpretada.

En sus vacaciones, Moreno llevó al secretario de gobierno; Daniel Campos; en uno de sus viajes y a partir de allí volvió a desempeñar como chofer.

La versión oficial fue que se llamó en calidad urgente a Moreno a suspender su descanso y reincoporarse a su trabajo para bajar el tono de los rumores.