»Intendente Rubén Méndez (Crédito foto: Portico Mazza)

 

El intendente Méndez encabezó la entrega de cajas nutricionales en comunidades originarias ayer jueves. Sucede en medio de una fuerte crisis sobre su imagen, golpeada por el arresto de su hermano en Tucumán y las constantes acusaciones de irregularidades sobre su gestión, a la cual suma ahora el haber echado la culpa a vecinos y Gendarmería Nacional por la caída de puente pasarela en Sector 5.

La entrega de estos módulos se realiza todos los meses a las comunidades originarias, de manera que en esta última oportunidad, el intendente de frontera se puso al frente de la entrega. El envío; 1.500 cajas; llega desde el Gobierno de la Provincia, y van destinados a niños de 6 meses a 6 años.

Estas Unidades Alimentarias llegan por intermedio del área de los Pueblos Originiarios, que previamente realiza un censo para luego distribuirlas. «Nunca lo había hecho y como una forma de volver a tener contacto con la gente, ahora usa el hambre de los chicos», enfatizó el periodista Raúl Costes.

Las críticas de parte de los vecinos no hicieron esperar y esto pudo observarse una vez que se publicó el anuncio en la cuenta oficial de la Municipalidad en la red social Facebook.

A esto le sumó que en las últimas horas, desde la Municipalidad se señaló como razones para el deterioro del puente de Sector 5 a los vecinos que circulaban por allí y a Gendarmería.

Esta fue la explicación al Concejo Deliberante, organismo que prefirió tomar en cuenta que el tránsito de motos y cuatriciclos son factores más viables para explicar el deterioro de la pasarela. Todo esto ocurrió en el marco de pedidos de informe para establecer el monto que requerirá la nueva obra.