»Imagen ilustrativa

La localidad de frontera permanecerá sin energía hasta las primeras horas de la tarde, hasta que la empresa responsable del servicio reemplace el cableado afectado por la caída de una rama de árbol, producto de un mal cálculo por el propietario de un inmueble.

En el límite de los barrios Villa Las Rosas y La Pista; Salvador Mazza; propietarios de un inmueble cortaban un árbol de gran altura con motosierra, tarea que llevaban a cabo en la mañana pero no calcularon que la caída del mismo podía llegar a tocar y romper los cables de alta tensión del sector.

Por ese punto del barrio; que se sitúa a la vera de Ruta Nacional 34, acceso sur y cercano a la colectora; cruzan cables de alta tensión que transportan 33 mil kV de energía, informó el periodista Raúl Costes, y que incluso pueden golpear duramente a una persona a tres metros de distancia.

Toda la localidad se quedó sin energía en consecuencia, y mientras una cuadrilla local de la empresa Edesa se dirigió al punto del problema, comenzando por hachar tronco y ramas que atrapaban al cableado, esperaban que desde Tartagal llegara con los reemplazos de ese trazado.

Los residentes de frontera llegaron a temer que la falta de energía afectara al Dique Itiyuro y por lo tanto a la provisión del agua, inquietud que sin embargo quedó en nada cuando se aseguró que el servicio de energía se restablecería pasado el mediodía y las primeras horas de la tarde.