»Imagen ilustrativa

La Fiscalía de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, investiga un hecho ocurrido este sábado en la localidad, donde un hombre de 42 años resultó muerto y su hijo gravemente herido cuando viajaban en un vehículo. Todo comenzó con una discusión en el paso a nivel ferroviario. El adolescente de 14 años sigue hospitalizado pero fuera de peligro.

El periodista Raúl Costes informó que un agente de Policía Federal; de civil y en patrullaje por las vías del ferrocarril; escuchó la discusión entre el remisero y dos hombres que iban en moto, personas que a su vez ya lo esperaban allí según el aporte de otro testigo. No alcanzó a ver al grupo pero escuchó los disparos.

En un momento, sacaron sus armas y comenzaron a disparar hacia el mayor, provocando la muerte del remisero. En su hijo, si bien recibió un impacto de bala, no se comprometió ningún órgano vital, si bien fue trasladado al Hospital Zonal de Tartagal de manera urgente y allí es en donde permanece hospitalizado fuera de peligro.

«La familia teme represalias (…) ha quedado la madre y además dos sobrinos que viven con ellos«, relató el periodista, «el chico internado, ha quedado muy asustado», y agregó que el policía de la Federal observó que el par en moto (tipo enduro) tomó hacia el lado oeste, en dirección a El Chorro; de manera que no puede afirmar que hayan efectivamente escapado hacia Bolivia.

Por su lado, el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, Pablo Cabot, investiga el homicidio del remisero de 42 años. La información y el avance de la misma se maneja con total discreción.