»Foto: prensa gubernamental

La gerente del hospital público de Santa Victoria Este; Marcela Quispe; fue atacada por un grupo de originarios en su propio hogar, mientras que una enfermera denunció a la pareja del referente wichi Gervasio Barbier por agresiones. Por medio de redes sociales se difundió un video donde los originarios califican de «perros» y «animales» a los efectivos que intervinieron y «perra» a la médica.

Todo comenzó cuando se reubicó desde el Ministerio de Salud de Salta a la Dra. Marcela Quispe al frente de la gerencia del Hospital y este jueves se colocó un letrero que avisaba solamente la atención de urgencias; con riesgo de vida; debido a la falta de médicos.

»Imagen: gentileza

El dirigente Barbier viene protagonizando una serie de reclamos ante el hospital desde el fallecimiento de su hija y yerno en un accidente sobre Ruta 54, ambos atropellados por una ambulancia. El wichi y varios más insistieron e insisten en que el chofer estaba alcoholizado y a partir de allí han señalado como principal responsable a la gerente.

Un grupo de originarios atacó este jueves 23 la casa de la doctora y una enfermera denunció a la pareja de Barbier por agresiones. Según la denuncia que se radicó ante la Subscomisaría de Santa Victoria, la mujer atendía a una adolescente de 13 años (embarazada) cuando ingresó la pareja exigiendo que; aún sin médicos; ellos debían trabajar normalmente.

»Denuncia radicada por una enfermera del hospital de Victoria (Imagen: gentileza)

Ante la respuesta de la enfermera; que de todas maneras continuaba con la atención en el hospital; lo que sucedió fue que a la orden de Barbier, su pareja le asestó un cachetazo.

Agregó que los Barbier son personas violentas y tomaron el hospital como de su propiedad, al punto que la mujer del dirigente wichi rompió todas las historias clínicas, mientras su esposo brega porque las autoridades sanitarias de provincia designen a un nuevo gerente.