»Imagen: gentileza Fernando Soria

Ministerio Público Salta.- El fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón, imputó provisionalmente a Marcial Alejandro Flores Mamaní, de nacionalidad boliviana, por la supuesta comisión de los delitos de atentado contra la seguridad pública y la salud de la población. El acusado concurrió a la audiencia de imputación asistido por un defensor particular y ejerció su derecho a declarar.

El pasado 30 de marzo, en el local comercial del acusado (ubicado en avenida San Martín) de Santa Victoria Este, personal del Senasa; Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria; incautó 300 bidones de 20 litros cada uno, que estaban vacíos y en venta.

El fiscal Cazón sostuvo que dichos bidones, que contienen residuos de contenidos químicos utilizados para el agro, representan un serio problema de salud para las personas y principalmente para las comunidades aborígenes del Chaco salteño.

En el decreto de imputación consta la supuesta comisión del delito de violación a las leyes nacionales 27.270; 27.233 y 24.051 y a la Ley provincial de Medio Ambiente 7070 y 7812, en grado de autor.

Además, el fiscal indicó que el imputado, de 47 años, también cometió una clara violación al DNU 297/20 y 260/20 de Nación y la Resolución de la Procuración General de la Provincia de Salta 962/20, correspondiente al estado de aislamiento social y obligatorio con motivo del coronavirus.