»Foto: prensa gubernamental

 

Desde la gerencia del nosocomio de Santa Victoria Este se radicó la denuncia por fuga del paciente, que estaba bajo tratamiento por un estado de deshidratación crónica. La familia del joven prófugo aseguró que no saben cuál pueda ser su paradero.

Identificado como Fidel Frías (14), el paciente ingresó el domingo 24 de febrero por un grado 3 de deshidratación y desnutrición crónica, la fuga se registró el pasado jueves, informó el Dr. Pablo Casabela, del Hospital de Victoria.

Aparte del cuadro diagnosticado y en tratamiento, se esperaba el resultado de estudios para determinar si padecía también de tuberculosis (TBC). 

Ya el martes, el paciente había dicho a su familia; residente en Vertiente Chica; que quería volver a su casa y ante la denuncia radicada por el galeno, aseguraron que no sabían adónde podría estar. Dado su estado de salud, Frías estaba siendo tratado con suero, ya que no podía ingerir sólidos.

 

»Fidel Frías ingresó al hospital por un cuadro de deshidratación, déficit nutricional y sospecha TBC (Foto e informe: Fernando Soria)

 

«El martes 26, el padre le hizo sacar la vía (suero) y dijo que quería llevárselo a la zona de Cañaveral para visitar a unos parientes«, afirmó el médico a cargo. Se aceptó porque su condición ya había mejorado, y se alimentaba mejor.

Ante la negativa del Dr. Casabela a dejarlo ir hasta que se cumpliera con todos los estudios, fue que el paciente se fugó. El último control realizado, del cual estuvo a cargo el mismo médico, se le realizó el jueves a las 9 horas. «No deberían decir (los familiares) que se le dio el alta médica, porque yo no la dí», remarcó el profesional.

La aclaración también viene al respecto debido a que se dijo en primer lugar que el paciente huyó del nosocomio porque no era bien alimentado y no tenía un correcto control médico. También, otra versión señalaba que se le dio el alta a pesar que su condición no había mejorado.

Todavía más; en el historial médico de Frías se asentó «Fuga Hospitalaria», que es el estado que se marca cuando el paciente se retira sin el permiso del médico a cargo y bajo su propio riesgo; y a pesar de la denuncia radicada, los efectivos de policía no podían salir en su búsqueda por falta de móvil.