»Ingreso a Santa Victoria Este

Médicos, enfermeros y agentes sanitarios se encuentran de paro en el Hospital Público debido a los numerosos ataques de los cuales han sido objeto en los últimos días, el más reciente vivido ayer jueves. Rogelio Nerón, intendente de Victoria, no se encuentra hoy en la localidad.

El jefe comunal de Victoria se encuentra hoy en Capital Federal, centro a donde viajó para tratar cuestiones sociales, mientras que en la localidad del chaco salteño se comenzó con el «Paro del Miedo», única forma para exponer las situaciones de violencia que vienen sucediendo de parte de originarios hacia el personal del Hospital Público.

«Estamos en una situación donde no nos podemos expresar, porque sentimos miedo», dijo uno de los pobladores criollos de la comuna. «El problema es con una familia doliente (Barbier), que uno lo puede entender (…) pero esta no es la forma».

»Gervasio Barbier (Imagen: captura de pantalla)

Gervasio Barbier; dirigente wichi cabeza del reclamo de los originarios; protagonizó el último hecho de violencia y agresión hacia personal del hospital, cuando el personal ya se había convocado a paro. Barbier, además, es también referente del INAI, Instituto Nacional de Asuntos Indígenas.

El Hospital de Santa Victoria cuenta con una planta de 140 personas; aproximadamente; entre médicos, enfermeros y agentes sanitarios. Hoy se había intentado una toma de Municipalidad en apoyo al reclamo del nosocomio, pero desde la Subcomisaria se los disuadió para no acrecentar más la tensión entre criollos y aborígenes.

«El paro va a continuar hasta que la gente del Ministerio (de Salud) venga y brinde al personal la seguridad que corresponde. Se lo denominado Paro del Miedo porque el personal tiene miedo, que te vengan a golpear, a atropellar; así no se puede trabajar», concluyó.