»Separan a efectivos de la fuerza policial por caza furtiva (Foto: gentileza Daniel Nieli) 

 

El juez de Paz de Victoria; Daniel Nieli; se refirió a la matanza de animales silvestres de la zona, ocurrida en la Curva de Juan, sector que delimita San Martín con Rivadavia. Confirmó que los involucrados son policías de Salta, según se observaba en las fotos difundidas, sobre dos casos. En el primero, se separó a los efectivos, se inició sumario interno y se secuestró el equipo. «No nos deja muy conformes porque son delitos penados», señaló el juez Nieli.

Nieli detalló que las imágenes difundidas corresponden a dos grupos de cazadores en dos situaciones distintas, ambas en el chaco salteño. La primera refiere a cazadores furtivos; todos ellos policías de Salta; en la Curva de Juan (límite entre los departamentos San Martín y RIvadavia), el pasado fin de semana.

El grupo estaba compuesto por policías de General Ballivián, Coronel Cornejo, General Mosconi y Tartagal. 

 

»Foto: gentileza Daniel Nieli)

 

«Si se hace zoom en las fotos, vemos que tienen equipamientos de Policía (….) con elementos de Brigada (…) nos comunicamos directamente con la Jefatura de la Policía de Salta cuando ya teníamos más o menos identificado quienes serían», relató. «la Jefatura, a este grupo, lo separa, le inicia un sumario interno y les secuestra las armas». 

La medida, sin embargo, no dejó conforme al juez de paz, asegurando que «no solo le corresponde solo un sumario interno, sino que debería haber intervenido también un fiscal», remarcó. Esto, aclaró, dado que el delito cometido es penado.

El segundo grupo también corresponde a un grupo de policías, que cazaron en Ruta 81.«No tienen nada que ver uno con otro, solo tienen en común el delito ambiental», especificó el Juez Nieli. En este caso «el jefe de Policía le dió intervención al Fiscal (…) me puse a disposición para poder aportar material de fotos que todavía no han salido a luz».

 

»Foto: gentileza Daniel Nieli

 

En este caso, se trata de efectivos oriundos de Embarcación. En los dos casos, las imágenes difundidas son impresionables.

El Juzgado de Paz ya había llevado cinco causas por delitos ambientales, en una oportunidad facilitando la detención de una persona en Quimilí (Santiago del Estero).

«No está abierta la temporada de caza (…) pero lo grave es que se trata de funcionarios públicos de Salta, y son lo que deben controlar que esto no pase», lamentó. «Acá la gente vive de la madera, de la pesca y la caza (…) nos tiene que preocupar la calidad del medio ambiente (…) estas otras personas son unos asesinos, no tienen respeto ni por el lugar ni por el animal que está matando», cerró.