»Uno de los detenidos ya purgó una pena en Córdoba y enfrentaría otros procesos por el tráfico de estupefacientes (Crédito foto: diario El Liberal – Santiago del Estero) 

 

El Liberal.- En un trabajo articulado entre la Fiscalía Federal Nº1 de Salta, a cargo de Ricardo Toranzos, la Procuraduría de Narcocriminalidad; Procunar; Regional NOA, y la Unidad Fiscal de Narcocriminalidad, Ufinar, del Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Salta, el lunes 17 se logró desarticular un clan familiar que transportaba estupefacientes desde el norte provincial hacia la capital salteña y las provincias de Santiago del Estero y Mendoza.

Más de 3 kilogramos de cocaína de máxima pureza que habrían significado más de 8.500 dosis en las calles, fueron secuestrados por la Policía Federal en un importante golpe al narcotráfico, ya que se detuvo a los cuatro miembros de una organización santiagueña, liderada por un conocido narco en Santiago del Estero.

Las fuentes también confirmaron que la banda local tenía vínculos con los proveedores de Salta, que fueron detenidos el domingo en la vecina provincia con más de 21 kilogramos de cocaína, cargamento que estaba destinado a Santiago.

En las últimas horas se conocieron detalles de la trama detrás del operativo desplegado por la Delegación local de la Policía Federal, en el que interceptaron dos vehículos en la ruta 9 en cercanías de Loreto y de Árraga, apresaron a un miembro de la organización cerca del Palacio de Tribunales y concretaron dos allanamientos en La Banda y en el barrio Santa Lucía de esta ciudad.

En junio, los efectivos de la fuerza iniciaron una investigación con tareas de vigilancia, intervención de líneas telefónicas y seguimientos. Individualizaron a tres hombres y la pareja de uno de éstos, los cuales conformaban una “banda” que compraba droga fuera de la provincia para revenderla en una red de distribución que ellos mismos lideraban.

Uno de los acusados, purgó una pena por narcotráfico en Córdoba y tendría aún un proceso abierto en la vecina provincia. Otro, también tenía antecedentes por tráfico de estupefacientes e incluso habría estado involucrado en un homicidio. A través de las averiguaciones, los investigadores pudieron establecer que los sospechosos tenían vínculos con proveedores del norte del país y de Córdoba.

Según se desprende de la investigación, la Policía Federal aguardaba un envío de más de 21 kilogramos de cocaína de una banda de Salvador Maza, Salta, “comprados” por la banda narco local.

Sin embargo, una investigación paralela que llevaba adelante la Justicia Federal de Salta, se adelantó y fueron apresados seis salteños con el cargamento.

Aparentemente al quedar desabastecidos, los narcos santiagueños improvisaron un viaje a Córdoba para comprar cocaína en Córdoba. 

Allí adquirieron una cantidad mucho menor, pero que sería de mejor calidad. Las fuentes deslizaron que las pruebas de narcotest realizadas, arrojaron como resultado que los 3 kilogramos secuestrados eran de alta calidad, estimando su valor en unos $280.000 el kilogramo, por lo que presumen que podía estar destinada para un mercado “vip”.