»»Hagamos que la lactancia materna sea sostenible», lema de 2017. Lactar Implica un aprendizaje tanto para la mamá como para el bebé.

 

Hoy lunes 7 culminó la Semana con un acto en Plaza San Martín, ocasión que tuvo la participación de APS del Hospital Juan Domingo Perón y del equipo interdisciplinario. Durante los siete días que abarcó, se realizaron charlas informativas y además se intercambiaron estrategias de abordaje para fomentar el amamantamiento del bebé en sus primeros seis meses de vida.

«Tenemos en contra que los medios de comunicación fomentan fórmulas de alimentación para el bebé, pero ninguna es más saludable que el tomar la leche del pecho de mamá», dijo el Lic. Adrián Murillo; jefe de APS. 

La Semana, sin embargo, no cierra hoy ya que continuarán con nuevas actividades a lo largo del mes, y con el agregado que la Marcha por la Semana de la Lactancia Materna se reprogramará para los días siguientes, de preferencia realizarla por la tarde.

«Hoy los servicios tuvieron mucha demanda de atención y no se podía descuidar ese lado, así que por eso no se hace la marcha hoy lunes», agregó el Licenciado.

La Semana de la Lactancia Materna apunta a recuperar e incrementar los porcentajes de bebés recién nacidos y hasta de seis meses que solo se alimenten a través del pecho de mamá, ya que es la única vía que prevee con los nutrientes y defensas que el lactante necesita.

El estómago del recién nacido (y hasta que llega a los seis meses) va creciendo gradualmente en la medida que va alimentándose primero del calostro del pecho a cuando éste pasa a ser leche. En este tiempo, que suele llevar 10 días, pasa del tamaño de una cereza al de un huevo.

A los tres meses, ya tiene el tamaño de una naranja. La correcta nutrición del bebé dependerá de su propia necesidad, ya que al inicio no necesita apenas comida, pero sí muchas defensas. El calostro y la leche materna tienen más de 370 componentes específicos que inmunizan al bebé tanto de enfermedades inmediatas como futuras.

Entre ellos Inmunoglobulinas (A, D, E, G, y M), Vitaminas, Glicoproteínas, PRP (Polipéptidas Ricas en Prolina), Enzimas, Leucocitos, Inhibidores Tripsínicos y Proteásicos, Azufre, etc.

Como dato importante, la leche materna cambia su composición según sea el bebé (si el bebé es prematuro la leche es muy diferente que si el bebé es a término).