»Sergio Leavy, diputado nacional por Salta (Foto: FM Alba)

 

El diputado nacional Sergio Leavy señaló que la política restrictiva en materia de salud tiene parte de responsabilidad en el brote que hoy se vive en Tartagal y adelantó que; diálogo mediante entre legisladores de provincias del norte y noreste; se presentará un proyecto para refinanciar a la Dirección de Control de Vectores. «Es un área muy importante para el control del mosquito aedes», resaltó.

Leavy participó del lanzamiento del Descacharrado Masivo este jueves por la mañana. «Después de 10 años de operativos, seguimos sacando miles de cacharros de todos lados y eso es grave», manifestaba el legislador nacional.

A modo de ejemplo, destacó que en Tartagal está trabajando una planta de 15 personas cuando en realidad necesitan 40 en Control de Vectores, como tampoco disponen de una caja chica para combustible; que al igual que camionetas y máquinas traídas de Jujuy y Salta; lo financia el Municipio.

«Estuve hablando con legisladores de Formosa, de Misiones, de Chaco (…) todos tenemos el mismo problema; el dengue es endémico», reconoció, «este gobierno ha desfinanciado un sector importante del control del mosquito como es Control de Vectores». 

En el proyecto, contemplan solicitar a Nación el envío de fondos necesarios como también que disponga el nombramiento del personal que precise y mejorar así el servicio y trabajo de Vectores. 

En materia local, respecto al Descacharrado Masivo que se diagramó y que comenzó hoy, para extenderse hasta el sábado, el legislador fue enfático.

«Venimos trabajando, no nos pueden decir que no lo hacemos; las instituciones nos colaboran, pero no se puede todo el tiempo, no se puede seguir acaparando y juntando (…) claro que necesitamos las cosas que tenemos, pero lo que junta agua hay que darlo vuelta», recordó.

Cabe señalar que en los últimos operativos se determinó; orden judicial mediante; ingresar a domicilios o predios que se negaban a colaborar con el Descacharrado. «En un predio encontramos más de tres camionadas de envases llenos de agua y todos tenían larvas», remarcó.

En una oportunidad, se realizaron 17 allanamientos («de prepo»), para ingresar y limpiar predios. «SI no nos cuidamos entre nosotros haremos lo que esa vez (…) si esto no se soluciona, tendremos que hacer allanamientos en todos lados, donde no se limpia, si no lo hacen por las buenas lo haremos por las malas». 

El legislador instó finalmente a que todo aquello que el vecino juzgue que necesite, debe resguardarlo bajo techo o tapar para evitar que junte agua o se convierta en nicho para el mosquito aedes aegypti.