»Argentinos y bolivianos en zona de frontera aúnan tradiciones e intercambios (Foto: Luis Bravo)

 

El País on Line.- Tras haberse anunciado en Argentina que se aplicará una normativa respecto a la doble nacionalidad, la que indica que cualquier oriundo de Bolivia que se encuentre en el vecino país deberá asumir inmediatamente la nacionalidad argentina, se esperan repercusiones de aquí en más, por la evidente cantidad de residentes bolivianos que migraron en busca de mejores condiciones de vida.

En tal sentido, la directora regional de Migraciones, Lourdes Aldana, indicó que la Constitución Política del Estado de Bolivia (CPE) no permite quitarle la nacionalidad a ningún ciudadano boliviano que vive en el extranjero, por lo cual manifiesta que dichos bolivianos tendrán que realizar el trámite correspondiente para asumir la nacionalidad argentina, pero que pese a ello seguirán siendo bolivianos ya que así lo dicta la CPE.

Esta situación sería producto de la doble nacionalidad que algunas personas al tramitar la nacionalidad argentina estarían accediendo a beneficios sociales en ambos países.

Por ende, la puesta en vigencia de esta normativa que se prevé implementar en próximos días, hará que los residentes bolivianos en el vecino país tengan que optar por una sola nacionalidad, ya que en caso de ser descubiertos en infracción serían expulsados sin poder ingresar al país por 5 años, según informan medios argentinos.

“Hemos visto que las Administradoras de Fondos y Pensiones (AFPs) o donde se pagan algunos beneficios sociales les exigen un certificado de flujo migratorio, por lo cual, si una persona estuvo fuera del país por más de tres meses antes de querer ir a cobrar el beneficio, no podrá acceder al mismo” sostuvo Aldana.