»Imagen: prensa Gobierno de Salta

A comienzos de septiembre se inició con la distribución y puesta en función de la Tarjeta Celíacos, recurso que se provee tras convenio firmado en junio entre el Ministerio de Desarrollo Social de Salta y la Secretaría de Inclusión Social del Ministerio de Desarrollo Social de Nación. El beneficiario recibe mensualmente 3.000 pesos para compra de alimentos libres de TACC y gluten.

Margarita Rauch, secretaria de Desarrollo Humano, recordó que el pasado 15 de septiembre se distribuyeron las Tarjetas en Tartagal y esta mañana informó que todavía hay un remanente de 10 plásticos sin retirar, de manera que los beneficiarios titulares deben concurrir con su DNI para acreditar el beneficio y así retirarla.

Todos ellos deben dirigirse a la oficina de Desarrollo Humano, de lunes a viernes en el horario de 8 a 13 horas. «Sirve solo para comprar alimentos, y como establece la Tarjeta Alimentar, no permite comprar alcohol u otros que no sean nutritivos«, remarcó Rauch.

La Tarjeta Celíaca, cabe señalar, reemplaza a los módulos con alimentos sin trigo, avena, cebada y centeno (TACC) por una inversión semestral de la Nación de 12.600.000 pesos para la acreditación de tarjetas en nuestra provincia.

Cada mes, el beneficiario recibe una acreditación de 3.000 pesos (sistema similar a la Tarjeta Alimentar) para la compra de alimentos libres de trigo, avenacebada y centeno en una góndola apartada del resto de comestibles, con empaquetado sellados con la etiqueta «SIN TACC” de ANMAT, sin roturas y precio a la vista.

Los días 10 de cada mes se acredita el monto y no es acumulable, de manera que el límite para su uso es el día 30 o 31 del mes. A dueños de almacenes se le recomendó que sumen a sus góndolas productos sin TACC con los cuidados correspondientes para preservar su calidad, preferentemente en sector apartado.

El gobierno salteño, en esa línea, llevó a cabo una capacitación hacia los municipios, de manera que en cada distrito los negocios sepan que no se debe cobrar sobreprecio y que es aconsejable acompañar a cada cliente en una compra correcta; para evitar sanciones.