»Imagen ilustrativa

Poder Judicial Salta.- La jueza de Primera Instancia en lo Civil de Personas y Familia de Primera Nominación de Tartagal Claudia Viviana Yance llevó adelante una audiencia interinstitucional donde se analizó la ituación de dos hermanos adolescentes con discapacidad, de la comunidad El Cruce. Al finalizar, la magistrada aprobó el plan de abordaje “Pequeño Hogar para Niños Especiales”. Desde el lunes funcionará un hogar, el primero en su tipo, en una comunidad originaria.

En la audiencia los participantes expusieron las medidas de acompañamiento de los adolescentes llevadas adelante pese al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio Vigente. 

El “Pequeño Hogar para Niños Especiales” de El Cruce es producto del “Nuevo Plan de Abordaje” presentado en el transcurso de la Audiencia por la Secretaría de la Niñez y Familia que pertenece al Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia. 

El plan, luego de escuchar a las partes fue aprobado por la jueza Yance, que para ello ordenó la realización de monitoreos semanales e informes quincenales a cargo de la Secretaría de la Niñez e intimó a la municipalidad de General Mosoni a la realización de obras de refacción y cerramiento del Pequeño Hogar, lo cual deberá realizarse en el plazo de diez días. 

La audiencia se llevó adelante usando la plataforma Zoom y lo resuelto fue notificado por whatsapp.

De la audiencia participaron Graciela Gómez y Ana Pastrana (Secretaría de Niñez y Familia Delegación Tartagal dependiente del Ministerio de Desarrollo Social), Magdalena Taritolay (Secretaría de Discapacidad dependiente del Ministerio de Salud Pública), Juan José Andreu (Asesor de Menores e Incapaces Nº 1), Rosa Díaz (Asesora de Menores e Incapaces Nº 2 Interina),  Marcela Jiménez y Silvia Vieyra (Centro de Orientación Familiar de la Municipalidad de General Mosconi), Daniel González, Paola Jesús y Verónica Legorburo (Subsecretaria de Formación, Protección y Promoción de los Derechos Humanos dependiente del Ministerio de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia), Sandra Ruiz (Secretaría de Asuntos Indígenas del Ministerio de Desarrollo Social), Rosa Vélez (Fiscal Civil y Comercial), y Karina Villaba y Ariadna Cancino de la escuela Nichilén. 

»Ciudad Judicial Tartagal

En la audiencia se analizó inicialmente la situación de los dos hermanos adolescentes discapacitados.

La jueza exhortó a las cuidadoras que se desempeñaràn en el Pequeño Hogar para que los adolescentes reciban la alimentación adecuada, cocinando dentro de la casita, extremando los cuidados. La Secretaria de la Niñez deberá informar en el plazo de cinco días el nombre de la encargada que estará al frente del hogar, realizar monitoreo semanales e informar quincenalmente sobre la evolución de la convivencia.

En cuanto a la educación, los adolescentes recibirán durante la emergencia sanitaria el material para que puedan continuar escolarizados, hasta que se reanuden las actividades escolares en la escuela agrícola adquiriendo los conocimientos de la huerta en un contexto de niños que pertenecen a comunidades originarias. 

La jueza recordó que el niño tiene el derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud de manera tal que se debe garantizar la asistencia médica periódica a fin de su crecimiento y desarrollo lo sea en un contexto de bienestar físico, emocional y social. Asimismo, y una vez finalizada el aislamiento preventivo, se deberá garantizar la asistencia al centro de rehabilitación dependiente de la Municipalidad de General Mosconi, con cargo de informar la evolución. Como así también la realización de las terapias psicológicas.

“Con este Nuevo Plan de abordaje- Pequeño Hogar para niños especiales, se deberán arbitrar todas las medidas necesarias y positivas para asegurar que los hermanos R., adolescentes discapacitados, gocen plenamente de todos los derechos humanos y libertades fundamentales en igualdad de condiciones con todos los niños, naturalmente siempre teniendo en cuenta la protección de su interés superior. Asegurando que reciban los máximos cuidados y ser protegidos en sus personas contra toda forma de abuso y/o explotación. Por ello resulta fundamental la presencia de una referente continua que sea la salvaguarda de los adolescentes, toda vez que la representante legal se encuentra impedida de poder ejercer los deberes de la responsabilidad parental en virtud de su propia discapacidad. Sin perjuicio que por vía principal se tramiten actuaciones por tutela para garantizar los derechos de los niños”, enfatizó la jueza Yance en su resolución.