»Imagen: prensa Gobierno de Salta

Un joven de 18 años se encuentra internado en Salta Capital bajo un cuadro clínico crítico. Se ha solicitado dadores de sangre y desde las autoridades médicas se ha desmentido que se trate de dengue hemorrágico, pero se evalúa si es o no hantavirus.

Se trata de Marcos Leonel Fernández (18), quien fue derivado en vuelo sanitario este domingo 10 de noviembre por la tarde desde Tartagal hacia el Hospital Señor del Milagro; en Salta Capital; en grave estado de salud.

Fernández es hijo de la contadora Mónica Apaza. El diagnóstico con el cual partió era «hantavirus» o «dengue». En las últimas horas se descartó la enfermedad que transmite el aedes, pero ahora se estudia si acaso se trata de un caso de hanta.

Se esperaban más datos certeros pasado el mediodía de hoy martes, más allá que el joven evoluciona de manera satisfactoria. Dada la sintomatología, se requirió de dadores de sangre (cualquier tipo) a través del Centro Regional de Hemoterapia (Bolivar 687); hasta las 17 horas.