»Imagen: GM

El pasado 6 de enero de 2020; Día de Reyes; en la estación de servicio ubicada en el acceso sur a Tartagal, Ruta Nacional 34 y Avenida Andriano, dos delincuentes armados se llevaron mas de un millón de pesos. Se detuvo a dos hermanos y a un cómplice y se los imputó.

El fiscal penal 1 de Tartagal, Gonzalo Vega, imputó a Cristian Iván y a Sergio Cigarra como coautores del delito de robo calificado por el uso de armas y a Javier Oscar Saravia como partícipe secundario del mismo delito por un hecho ocurrido el pasado 6 de enero al mediodía.

Según consta en las actuaciones, los hermanos Cigarra llegaron a bordo de una motocicleta de 150 CC a la estación de servicio; ambos portando cascos y camperas de lluvia de igual color; y uno de ellos ingresó a la oficina armado y apuntando al encargado y a un empleado administrativo, se llevó una cifra cercana al millón y medio de pesos. Luego huyeron en la motocicleta.

Al momento de ocurrido el robo, el personal de la estación se preparaba para realizar el conteo de la recaudación para el depósito correspondiente. Según se supo en ese momento, los ladrones ingresaron a la playa sin detenerse en los surtidores y dirigiéndose directamente al punto de atraco.

Brigada de Investigaciones recuperó seis cuadras adelante el celular de uno de los empleados. Finalmente y como resultado del análisis de cámaras de seguridad, recepción de testimonios y tareas de inteligencia, personal policial logró individualizar a los hermanos Cigarra y a Saravia como los principales sospechosos del hecho.