»Controles sobre Avenida 20 de Febrero (Imagen: Marcelo Machaique)

Efectivos de Policía continúan con los controles vehiculares en diferentes puntos de Tartagal; distribuidos tanto en los accesos a la ciudad como dentro de su área urbana. En cada uno de ellos se contempla el uso obligatorio de barbijo o tapabocas y permiso de circulación obligatorio.

El centro tartagalense, desde el día lunes, se encuentra vallado en inmediaciones a la Municipalidad; como también en los cruces de calle San Martin con Aráoz, Cornejo y Rivadavia.

En el caso de remises y taxis deberán contar con documentación al día; seguro, carnet de habilitación, carnet de conducir, patente paga y otros. Los horarios dispuestos para la labor se extiende de 08 a 16 horas (17 hs. máximo en algunos casos).

En el caso de quienes buscan ingresar a Tartagal, se les solicita (según las normativas que impartió el ministro de Seguridad de Salta, Juan Manuel Pulleiro) estar exceptuados, como ser pagar servicios, por motivos de trabajo o compra de alimentos y/o medicamentos.

»Imagen: Marcelo Machaique

Punto aparte son los controles vehiculares, pudiendo ser parte de estos personal del Ejército Argentino. A los ciudadanos con residencia en Tartagal, que transitan en vehículos, se les exige portar barbijo o tapabocas, permiso de circulación obligatorio y DNI (no siempre).

Aparte, vecinos denunciaron que motociclistas; atentos a los controles ya conocidos sobre Avenida Packham y 20 de Febrero; optan por desviar sus movimientos hacia la pasarela que une Villa Saavedra con el Centro por calle Rivadavia.

El secretario de gobierno municipal; Dr. Santiago Vargas; decía este miércoles que Tartagal es centro de asistencia de pobladores, no solo de municipios cercanos, sino también de puntos como Coronel Juan Sola-Morillo.

«Tenemos gente que viene a cargar gas a Tartagal, gente de Morillo que viene a comprar en los mayoristas, a usar los mayoristas, las instituciones bancarias (…) al ser cabecera departamental tenemos instituciones con las que no cuentan las otras localidades y se vienen para acá», analizaba.