»Imagen ilustrativa

 

Poder Judicial de Salta.- Anastasio Vázquez Sgardelis, vocal de la Sala II del Tribunal de Juicio de Tartagal, condenó a Raúl Alberto González a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional, por encontrarlo responsable de desobediencia judicial y amenazas con arma; daños y coacción. Como parte de la sentencia, se ordenó a González que se mude al domicilio de su madre.

El hombre; de 30 años; deberá dar cumplimiento a las siguientes reglas de conducta por el término de tres años: fijar domicilio y someterse al cuidado del Patronato de Presos y Liberado; abstenerse de concurrir al domicilio de la víctima, de su lugar de trabajo y de acercarse a su grupo familiar en un radio de 200 metros; abstenerse de ejercer actos de violencia física o psíquica contra la denunciante, sea en forma personal, por llamadas o mensajes telefónicos o por vías informáticas como mail, facebook, etc.; abstenerse del consumo de estupefacientes y del abuso de bebidas alcohólicas.

Por último, se ordenó a González que se mude al domicilio de su madre. Finalizada la audiencia, el hombre recuperó su libertad.