»Imagen ilustrativa

Poder Judicial Salta.- En una audiencia de juicio abreviado en Tartagal, una mujer de 25 años asumió su responsabilidad y reconoció haber golpeado violentamente a sus tres hijos en diciembre del año pasado. En ese momento, el fiscal penal Rafael Medina; interino en la Fiscalía Penal 1; fue quien tomó intervención en el caso. 

La jueza de la Sala I del Tribunal de Juicio, María Soledad Rodríguez, condenó a la joven a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional, por  ser autora del delito de lesiones agravadas por el vínculo.

Durante tres años, deberá fijar domicilio y someterse al cuidado  de un patronato. También tiene la obligación de abstenerse de concurrir a lugares o relacionarse con personas relacionadas con el ambiente delictivo, de consumir estupefacientes y abusar de bebidas alcohólicas.

Además se le prohibió el acercamiento al domicilio donde residen sus hijos. La joven, luego de ser notificada de estas reglas de conducta, recuperó su libertad. 

La jueza ordenó además comunicar al Juzgado de Violencia Familiar y de Genero lo dispuesto en el fallo.

El fiscal penal 1 de Tartagal, Gonzalo Vega, representó al Ministerio Público ante la Sala I del Tribunal de Juicio en la audiencia.

El caso
La mujer había golpeado a sus tres hijos con golpes de puño, un machete y una cadena con candados durante diciembre pasado. El hecho ocurrió el pasado 22 de diciembre de 2019, en asentamiento Ferroviario. Su imputación ocurrió el 30 de diciembre, absteniéndose de declarar y permaneciendo detenida.

Tras ser asistidos, se puso en resguardo a los menores y se dio intervención a la Asesoría de Menores e Incapaces, al Juzgado de Familia correspondiente y a los organismos específicos del estado provincial para que les brinden atención, contención y asesoramiento.