»Imagen: captura de pantalla

Una larga caravana de vehículos copó cinco cuadras en zona centro con la marcha convocada bajo la consigna «Tartagal quiere Trabajar», impulsada por el Centro Empresario. Las principales peticiones apuntan a la extensión horaria para la atención comercial en varios rubros.

Tras haber conseguido que el intendente Mario Mimessi aprobara la apertura comercial en fase de aislamiento social, peticionan que ese permite la extensión horaria para atención al público. Actualmente se bajan persianas a las 16 horas según establece la Resolución Municipal 24.937/20.

La concentración de la marcha; arriba de vehículos, portando pancartas y banderas argentinas; se ubicó en la explanada de la Estación de Trenes (Monumento a Güemes) al mediodía y desde allí partieron a recorrer las calles.

Comercios de los rubros gastronómicos, gimnasios, peluquerías y estéticas solicitan que se los integre a la lista de esenciales y garantizan que se cumplirán todos los protocolos de seguridad establecidos para cada actividad.