»Imagen: archivo 2014 GM

Según se adelantó desde la Municipalidad, antes del martes 15 se espera que los 9 puesteros que actualmente se dedican a la venta de comida en el espacio verde que divide la Avenida Packham enfrente de la Terminal. La comuna ya había llevado a cabo un censo para construir los locales necesarios.

La Municipalidad espera concretar este fin de semana el traslado e instalación de 9 puesteros abocados a la venta de comida al paso, desde el espacio verde enfrente de la Terminal de Ómnibus a los locales construidos para ellos provistos con todos los servicios.

Funcionarios municipales; la Arq. María Elena Guayán, secretaria de Obras Públicas y Santiago Moyano, director de Rentas; informaron que se construyeron en total 12 locales en el predio de la Terminal, provistos con conexión de gas, electricidad, desagües y agua. Los puesteros deberán de pagar una cuota por el uso de estos locales

La Arq. Guayán detalló que los locales tienen una dimensión de 3×4 metros, galería con mesada y bacha, y sanitarios.

Por el lado de los puesteros, hasta el viernes no muchos de ellos estaban al tanto del traslado y tampoco lo estaban con el hecho de ser obligados a moverse del predio que hoy ocupan. “Acá cruzan y se llevan su pollo a la parrilla y en cambio, en el otro lugar tienen que dar la vuelta”, dijo una de los cuatro con puestos de parripollo.

Cabe recordar que en los últimos años, de los seis puesteros que había en ese espacio frente a la Terminal originalmente, se sumaron más y esto; además de suscitar críticas por desfavorecer al panorama del sector; también fue motivo de polémicas por la calidad sanitaria de la comida, si bien nunca se registró caso alguno de intoxicación u otra complicación.

“Acá es para que trabajen más cómodos, con todo lo que necesitan”, señaló la Arq. Guayán, “ya una vez los vi, venían con baldes de agua desde el pasaje América; todos los días”. Es de notar que los primeros en sumarse a ocupar los locales construidos fueron los empanaderos.