»Imagen ilustrativa 

Con la región bajo alerta por tormentas fuertes, aviso que el Servicio Meteorológico emitió a las 16 y renovó a las 22 de ayer lunes, se registraron varios cortes de energía en Tartagal y otras localidades del departamento. La empresa prestataria informó que los inconvenientes se debieron a la salida de servicio de la Linea 132 tramo Pichanal-Caimancito.

El primer «bajón de energía» (oscilación en la tensión) provocó que se apagaran aparatos y alumbrado público a las 22:25, que duró solo un instante.

La información acercada por la empresa Edesa da cuenta que el primer corte se registró a las 22:45, por quedar fuera de servicio la Línea de Alta Tensión (LAT) 132 Kv; que opera y mantiene Transnoa, en el tramo Pichanal-Caimancito.

 

»Usuario compararon tensión eléctrica tras cortes (Foto: gentileza)

 

«Se solicitó que entre en servicio la generación local de Enarsa en Orán y Piquirenda, mientras Transnoa realizaba trabajos para recuperar la LAT», se detalló. Desde Aguaray hasta Embarcación y Orán no hubo energía.

Hacia las 23:20 el servicio ya estaba normalizado en las localidades con cortes, y por último, «entre las 00:06 y 00:09 se realizó un corte en los distritos Orán y Tartagal para que entre en servicio la LAT que ya estaba recuperada», cerró el informe.

Los vecinos no dejaron pasar el evento y así lo hicieron saber a través de redes sociales, compartiendo imágenes propias con tensiómetros tras el retorno del servicio.