»Imagen ilustrativa

Cada año, el 1 de Agosto es la fecha en la cual los hogares se purifican con el tradicional «sahumado» y limpieza, para asegurar salud y bienestar para toda la familia. El rito se completa con oración y la ingesta de dos tragos de té de ruda.

El valor de los packs de sahumerios ronda los 40 y 100 pesos; dependiendo del tamaño. Para que la limpieza del hogar sea completa se recomienda que deben contener siete variedades de hierbas conocidas por su poder purificador, de bienestar y prosperidad.

En primer lugar, se recomienda hacer una limpieza profunda en todos los ambientes del hogar; empezando desde el fondo hacia la puerta principal. Debe ser exhaustiva; abrir ventanas, correr muebles, sacudir almohadones y sábanas, barrer y desinfectar.

«El motivo es la purga, se saca todo lo que no utilizamos«, señaló una propietaria de Santería. Ya realizada la limpieza del hogar, se procede recién a quemar la mezcla de hierbas y esparcir el humo de su sahumerio.

La mezcla ideal (se consigue en santerías o en venta en puestos) debe contener nueve hierbas: incienso, mirra, sándalo, benjui, romero, ruda, contrayerba, lavanda, y almizcle. Cada una tiene un significado y son esenciales para expulsar la mala vibra y atraer la prosperidad.

»Foto: FM Alba

Esta mezcla de hierbas se debe prender con siete carbones (5 pesos en santerías) y se esparce el humo que genera desde el fondo de la casa hacia el frente (cuenco para sahumerio, 170 pesos).

Se recomienda también que antes de iniciar con la sahumada, se abra la canilla de agua fría de la cocina y se deje correr mientras se recorre toda la casa, incluyendo vehículos y mascotas, y se reza el Padre Nuestro.

Terminando, se debe pasar un trapo de piso embebido en fluido protector (80 pesos); en preferencia «Siete Poderes», «Destrabe» o «Lava Casas» por toda la casa.

Por último, hay que bañarse con un jabón que contenga ruda (30 a 40 pesos), colocar un vaso de agua debajo de la cama y encender una vela; de inclinación Siete Poderes.

Tampoco está de más el rito de beber un trago de caña con ruda o en todo caso, té elaborado con ruda (se puede endulzar con miel o azúcar quemada), para asegurar la salud de los miembros del hogar.