»Foto: Félix Medina

Américo Villa, titular de UOCRA, dijo esta mañana que mantendrán una reunión con el ingeniero a cargo de la construcción de dos nuevas aulas para la Sede Regional Tartagal de la UNSa. El gremio había suspendido los trabajos e iniciado un paro debido a pagos demorados por problemas económicos de los responsables, a los que se sumaron bajas via verbal.

Villa tenía previsto un encuentro con el Ing. Dante Frutos; a cargo de la Dirección Técnica; ya que según explicó, el motivo por el que iniciaron los contratiempos económicos debido al sistema de pagos de la Universidad, que no son quincenales o veintinales.

“El ingeniero tuvo reclamos hasta que entró a la quincena en término, siempre pagó los días 25, 12 o 13 y dado que la situación es crítica, todo cae en el trabajador”, declaró Villa. El tema se planteó ante la UNSa en Capital, con petitorio incluido, exponiendo lo que ocurre.

»Foto: FM Alba

Los trabajos se completaron hasta la losa y se detuvieron. “La primera quincena de Septiembre se cobró el primero de Octubre, y cuando esto pasó se empezó a dar de baja de manera verbal a los trabajadores, y después se les dijo que trabajarían por cierto tiempo”, avanzó Villa, “de manera que en asamblea se determinó parar la obra, hasta que se brinden garantías”.

De un grupo de 30 contratados, cuatro fueron dados de baja hace un mes. Dos de ellos terminaron de percibir su liquidación final a inicios de Octubre y el resto todavía no recibe los jornales. “La UNSa siempre medió toda vez que hubo conflictos”.

“El ingeniero le asegura a la UNSa que no hay problemas, pero no es lo que se observa con los trabajadores”, finalizó el gremialista. Las dos aulas que se construían debían haber finalizado el 31 de agosto y con una prórroga que otorgó la UNSa en Capital, se debía concluir a fines de Septiembre; fecha que tampoco se cumple por los atrasos en los pagos de sueldos.

»Foto: Félix Medina