»Imagen ilustrativa

 

Este lunes; pasado el mediodía; un grupo de vecinos redujo a un menor de edad, que momentos antes había robado un celular a una escolar. La intervención de los ocasionales evitó que el delincuente escapara hasta la llegada de la Policía. Sucedió en la intersección de calles España y Tucumán.

El testimonio de los vecinos, el ladrón (menor de edad) había robado un celular a una pareja de estudiantes que circulaban por la arteria, con una «punta». El compañero que iba con ella persiguió al delincuente a gritos de auxilio, lo que le significó un gran esfuerzo, ya que luego señaló que padece asma.

En su huída, el ladrón perdió en el camino un perfume y hasta llegó a ingresar a un domicilio pero fue alcanzado por los vecinos y transeúntes ocasionales, que lo redujeron hasta que llegó la Policía, tanto efectivos de Comisaría como de motorizada.

Casi inmediatamente llegó un móvil de Policía, y detuvo al caco. El tránsito vehicular debió detenerse mientras cumplían con los trámites de rigor.