»Centro de Video Vigilancia (imagen ilustrativa)

 

La Policía de la Provincia difundió el lunes por la noche un comunicado que desmiente el secuestro y ultraje de una estudiante de Tartagal. Se aclara que la denuncia existe, radicada por el padre de la jovencita, pero se comprobó que todo fue una fábula de su parte, lo que quedó expuesto en las declaraciones que brindó tras lo supuestamente ocurrido.

Este lunes 26 de junio se difundió en diversos medios sobre lo ocurrido con una joven estudiante; de 16 años; aparentemente secuestrada por un sujeto mientras esperaba el colectivo en una parada y posteriormente ultrajada. 

Por voces extraoficiales, se supo que la denuncia fue realmente radicada por el padre tras saber de los hechos que relató su hija. Todo ocurrió el pasado viernes 16 de este mes. 

Gracias al trabajo realizado por los investigadores, establecieron que se trataba de un hecho incierto. Una de las principales herramientas para llegar a la conclusión fueron las distintas cámaras del Centro de Video Vigilancia ubicadas en inmediaciones al lugar donde habría ocurrido el hecho, estableciendo de esta manera que no se registraron movimientos o situaciones con las características denunciadas.

El Grupo de Investigaciones de la Ciudad de Tartagal, tras varios días de investigaciones; y al ver que la victima no podía sostener su versión, confesó que había inventado el relato a sus padres.