»Crédito imagen: diario El Chaco Informa

 

El juez de instrucción Tercero en Materia Civil, determinó la detención preventiva del director de la cárcel de El Palmar, además de los dos custodios del interno Simón Cabrera González. Según la investigación del Ministerio Público, los policías colaboraron para el recluso cruzara a territorio argentino porque debía contraer matrimonio.

De la primera versión que se difundió desde la Policía Boliviana,  la investigación del Ministerio Público determinó que los tres detenidos por la fuga de Cabrera González facilitaron la salida de ahora prófugo hacia Salvador Mazza, donde se casó el viernes 12, para luego escapar de los custodios que lo acompañaron; publicó el diario El Chaco Informa.

El medio informó que el fiscal Alejandro Portal, explicó que las actuaciones del Ministerio Público terminaron con la detención del director del Centro de Readaptación Productiva de El Palmar y los dos custodios del interno; que cubrieron la fuga del argentino y obstaculización de las investigaciones.

Simón Cabrera Gonzáles, se encontraba recluido en la cárcel de El Palmar desde el 2015, cumpliendo una condena de 20 años por homicidio.

“Se tiene identificado plenamente que se ha procedido a favorecer Simón Cabrera Gonzáles, quien estaba recluido en la cárcel de El Palmar por el delito de homicidio, con una condena de 20 años, el cual fue trasladado en una ambulancia a la clínica Monserrat y posteriormente se habría ordenado por parte del director del penal, que este interno sea conducido a la República Argentina por pasos no autorizados, donde el mismo aprovechó esta circunstancia con la finalidad de darse a la fuga”, dijo el fiscal.

Los tres permanecen detenidos en celdas del Comando de Frontera Policial; FELCC; tomando en cuenta que su integridad correría riesgo en caso de ser recluidos en El Palmar.

 

»La investigación determinó que el prófugo fue favorecido por las autoridades del penal y aprovechó para escapar (Foto: prensa Policía Boliviana)

 

Contrariamente al primer informe brindado por la Policía, el fiscal refirió que el interno; a través del médico de la cárcel; solicitó al director su salida a un centro de salud, que fue autorizado mediante resolución judicial. Esto ocurrió el día viernes 12.

“Al salir con esa orden, ya estando en la clínica Monserrat, el director del centro penitenciario dio la orden para que el interno sea trasladado a la República Argentina, a su domicilio particular, porque contraía matrimonio, dijo Portal.

El fiscal, refirió que luego de recibir la orden por parte del director de la cárcel, los custodios se visten de civil y cruzan la frontera con el interno, por un paso no permitido de la Quebrada Internacional, hacia Salvador Mazza.

“Al frente toman un vehículo y se dirigen a la casa de un familiar del interno, los escoltas se quedan con él. Aprovechando esa situación, se realiza una fiesta el viernes (12) en la noche y al día siguiente, cerca del mediodía aproximadamente, el interno procede a darse a la fuga en una motocicleta con la ayuda de su hermano. Los custodios indican que corrieron detrás de la motocicleta pero que les fue imposible alcanzarlo y lo perdieron de vista”, puntualizó el fiscal.

El Ministerio Público maneja la hipótesis que este hecho fue planificado, para sacar al interno en primera instancia al centro de salud, trasladarlo a su domicilio en Salvador Mazza y, posteriormente, traerlo nuevamente para su restitución a la cárcel de El Palmar.

“Aún se sigue investigando este caso, pero los indicios apuntan a que existía cierto grado de amistad entre el interno y el director del Centro de Readaptación Productiva de El Palmar, tomando en cuenta que, según indican algunos informes, el interno hablaba con el director a solas en determinadas oportunidades”, complementó el fiscal Alejandro Portal.