»Mercado Campesino en Tarija (Crédito foto: diario El País)

 

El País on Line.- La crisis económica que vive Argentina provocó que las mercancías producidas en ese país, especialmente comestibles y artículos de limpieza, inunden el mercado tarijeño por su bajo precio y peso exacto, según las vendedoras, pero también la proliferación de vendedores ambulantes.

Las mercancías argentinas empezaron a ingresar en mayor cantidad y ahora son más requeridas por los compradores en Tarija porque, aseguraron los comerciantes y en el caso de los detergentes, vienen con peso exacto y el mismo precio.

“Los precios de las galletas, harina, productos de limpieza, alimentos envasados, etc., de procedencia argentina están bajos, además que son de buena calidad -apuntó- aunque todos ingresen de contrabando”

Al respecto, la intendenta Municipal Rosa Mendoza, opinó que la crisis que vive el vecino país provocó el incremento de sus productos en territorio nacional, que ingresan de contrabando y pudo observar que también aumentaron los vendedores ambulantes de artículos como chocolates y galletas, aunque parezca que no es muy notorio.

También tomó conocimiento de que estarían almacenando poco a poco comestibles, por lo que intensificaron los controles de las fechas de vencimiento, sobre todo en el Mercado Campesino, además de los registros sanitarios y calidad de esos productos que ingresan al país de manera ilegal.

A futuro esto va a afectar la economía local si siguen ingresando estas mercancías, es algo preocupante. Se coordina con las distintas instituciones para que cada una, a través de sus competencias, el control sea eficaz, estamos alarmados y se trabaja para vigilar este tipo de comercio”, subrayó.

En la misma línea, el secretario tesorero de la Central Regional de Cooperativas Agropecuarias del Valle de Tarija (Cercat), Amado Gaspar, se quejó por el aumento indiscriminado de vendedores ambulantes en el mercado Campesino, lo que les causa problemas porque venden de todo, desde ropa, material de limpieza, de servicios, comestibles, todos ellos “de cualquier origen”.

Con esta temática en mente, el Gobierno Municipal creó en mayo la Dirección General de Mercados Municipales con el objetivo de generar políticas que vayan a fortalecer y reactivar la actividad comercial en los centros de abasto para evitar que salgan a las calles a vender.

Otro propósito es darle a la población las condiciones adecuadas para que pueda proveerse de los productos de la canasta familiar en sus zonas y no tenga que acudir a los mercados ubicados en el centro de la ciudad.