»Imagen ilustrativa

 

Policía de Salta, con efectivos de Infantería incluidos, y personal de Bomberos llegaron esta mañana a temprana hora al asentamiento, con un orden judicial para desalojo. Se trata de 20 familias que deben abandonar el lugar, mientras algunos aseguraron que pagaron por esos terrenos y no se irán.

El asentamiento Los Ceibos se ubica en zona este, entre los barrios Tomás Ryan y TGN; en cercanías al Rio Tartagal.

Como parte del mismo, Bomberos desconectó las líneas de energía que proveían a las casillas asentadas allí. En total, se tenían contadas 20 familias asentadas en ese terreno. 

El desalojo transcurrió sin inconvenientes, a pesar de esperarse luego de declaraciones vertidas por los ocupas. Dos hombres fueron los únicos demorados por ser las que opusieron resistencia, trasladados después hasta la Comisaria 42 cerca de este mediodía.

Las casas que se levantaron de manera precaria fueron desarmadas y las pertenencias sacadas por los ocupantes. El operativo inició a las 8 de la mañana y se les otorgó un plazo de 2 horas para que levantaran todo, siendo ayudados con este fin por los efectivos de policía.

También se registraron domicilios levantados que no tenían ocupante al momento del operativo realizado.

Los efectivos, declaró el Crio. José Alberto Ibarra, acataron la orden emitida a instancias del propietario. No obstante, un grupo; si bien acataron la orden judicial; se congregaba para organizar un reclamo ante las autoridades, ya que según sus propias declaraciones no tienen adonde más vivir.

«Necesitamos que nos den un lugar para vivir dignamente», clamó una de ellas.