»Luis Hid en acto de entrega de escrituras. En la comunidad Chorote, 40 familias recibieron los títulos de sus terrenos (Foto: archivo prensa institucional)

 

El cacique García llevó su reclamo ante el presidente del IPV este miércoles por la mañana. Las obras de construcción de las casas para la comunidad Chorote II, dijo el referente originario, no se comenzarán hasta que se acredite titularidad de los terrenos donde se asientan. La misión disputa actualmente con Segundo Burela; quien se dice dueño de esas parcelas; el espacio.

“El que se hace dueño de las tierras presentó Carta Documento al IPV”, dijo el cacique Eduardo Pisco, maniobra que impide que puedan levantarse construcciones del organismo. El cacique Dante García; de Chorote II; manifestó que las tierras son privadas, por lo tanto no reconocen la alegada propiedad de Burela.

“Ganó un juicio veinteñal (…) nos quiere fuera, así que vinimos a hablar con el presidente del IPV (Sergio Zorpudes)”, agregó. El caso reviste gravedad por cuanto la Comunidad está incluída en los relevamientos de la Ley 26.160; de Emergencia de la Propiedad Comunitaria Indígena.

Esta impide que se desalojen a los residentes hasta tanto culmine el relevamiento. Los caciques denunciaron en 2017 que ya se estaban vendiendo lotes, lo que contradecía los artículos de la Ley.

Por otro lado, los originarios de las comunidades Chorote quieren que la empresa Garín inicie cuanto antes la construcción de viviendas, objetivo con el cual Chorote I tramitó sus títulos de propiedad y que les fueron otorgados en mayor de 2017.

Por un lado, existe la intención de Chorote I de incorporar a trabajadores de esa comunidad. Esta semana provocaron un breve corte en 9 de Julio y Ruta; y otro en Zanja Honda. Finalmente, se les comprometió otorgar un cupo pero resta seguir lo que sucederá, ya que la empresa les informó que no dará inicio a las construcciones mientras persista el mal tiempo.